Enel enfrentará un complicado y largo camino tras tomar control de Enersis

Una nueva etapa es la que comenzó a vivir Enersis, el mayor holding eléctrico de Latinoamérica, luego que la italiana Enel tomara el control que estaba en manos de su filial Endesa España. Y los planes de la itálica para la compañía chilena son ambiciosos, y para ello no escatimarán recursos, según reveló el CEO, Francesco Starace, quien adelantó que en marzo próximo darán a conocer el nuevo plan de inversiones para América Latina, pues actualmente se encuentran revisando detalladamente el antiguo que consideraba 7 mil millones de euros, unos US$8.700 millones para el lapso 2014-2018.
starace
“En Chile tenemos una compañía, muy grande y muy fuerte, pero que no es comprendida por el mercado en cuanto a su real tamaño. Enersis opera en cinco países: Chile, Brasil, Colombia, Perú y Argentina. Esta firma tiene un valor bursátil –cerca de US$16.000 millones- similar al de una gran empresa europea como es EDP (Eléctrica de Portugal), pero creo que no se tiene el claro el potencial que tiene Enersis”, enfatiza Starace.

Y en este sentido, una de las primeras misiones que tiene el nuevo gerente general del holding, el italiano Luigi Ferraris, es visibilizar de una mejor manera el valor real de la empresa. “Enersis era una filial de Endesa España, y esta dependía de Enel, por lo tanto no era bien comprendida por el mundo que analiza las compañías eléctricas. Pero tenemos la suerte que operamos en un lugar del mundo que sigue siendo atractivo para los inversionistas”, detalló el ejecutivo.

En este contexto, fue que también se decidió colocar al mando de Chile a Daniel Fernández –que lideraba el “congelado” proyecto HidroAysén-, replicando así la estructura de country manager que tienen en Argentina, Brasil. Colombia y Perú. “Chile y Enersis, eran la misma cosa, lo que fue un error que ahora tenemos que subsanar. Con esto podremos enfocar bien las operaciones chilenas y su relación con los inversionistas minoritarios, y a la vez impulsar los negocios de Enersis en Latinoamérica y que no se dedique sólo a gestionar Chile”, argumentó Starace.

La firme decisión de los italianos apunta a construir una Enersis nueva, con un enfoque muy fuerte en la eficiencia de la operación y mirando las oportunidades de crecimiento que se vienen. Ello, como primera y radical medida, implica simplificar la complicada estructura societaria que tienen debajo del holding, considerando que en la malla tienen a ochenta compañías en la región, con una compleja estructura de control que paraliza las posibilidades de desarrollo. Y para llevar adelante esta tarea fue que se trajo a Chile a Ferraris, quien es un reconocido experto en números, considerando que se desempañaba como CFO de Enel, es decir un gerente o director de finanzas.

Dentro del plan de simplificación, los italianos tienen claro que una gran megaoperación como es la posibilidad de fusionar Enersis con Endesa, no sería la única solución considerando que la malla es muy intrincada. Y esto tiene su origen en que hace 17 años los españoles de Endesa tenían la intención de “alejar” lo más posible a Enersis, pues América Latina no era bien mirada como lugar para invertir, situación que ha cambiado sustancialmente. En una primera etapa, Enel simplificará la estructura en Chile, luego vendrán Brasil, Colombia y Perú, mientras que Argentina está en stand bye, dado que no tienen contempladas nuevas inversiones con motivo del enrarecido clima político-económico.
Daniel-Fernandez
La decisión de comenzar por Chile, radica en que en nuestro país existe una mayor urgencia de realizar inversiones, y en una primera fase se tiene contemplado un monto cercano a los US$2.000 millones, y para ello están evaluando una serie de opciones para destinar recursos, especialmente en generación. Los italianos ven que en 2015 las economías de la región seguirán lentas y, por lo tanto, con precios de activos depreciados, lo que les abre interesantes oportunidades de inversión.

En materia de compras en el segmento de distribución, los italianos sostienen que por ahí no va el foco, dado que en Sudamérica este negocio crece significativamente de manera orgánica. Y en ese sentido, desde Enel comentan que –por ejemplo- cada año cerca de 200 mil personas se establecen en Bogotá (Colombia), a las cuales hay que abastecer de suministro eléctrico.

Otras de las opciones que se baraja es que los activos no chilenos de Endesa Chile podrían ser traspasados a Enersis, aunque esto no resuelve totalmente el problema. En todo caso, las decisiones serán rápidas, pues Enel espera tener resuelto en el primer semestre de 2015 el caso chileno y el de Brasil.

Pero un aspecto que los italianos definitivamente no olvidarán es que al llevar adelante todo el proceso de reestructuración, que incluye una serie de fusiones de sociedades, es hacer partícipes a los minoritarios, y no “pasarles la aplanadora”, pues aún tienen frescos los desencuentros que tuvieron con las AFP con motivo del último aumento de capital por US$6.000 millones. Y en ese aspecto tan sensible, Ferraris jugará un rol preponderante, dado que fue quien lideró la emisión accionaria, ocasión en que tuvo la oportunidad de entenderse adecuadamente con los fondos de pensiones.

“Tenemos muchas posibilidades para mejorar la comunicación financiera. En ese sentido, se puede optimizar la relación con los minoritarios. Y uno de nuestros grandes objetivos es aumentar el valor en bolsa de Enersis, para lo cual hay que mejorar los resultados, y comunicarlos de una forma adecuada”, recalcó Ferraris.

Un cambio importante que también impulsarán los italianos es enfocarse en desarrollar centrales pequeñas y medianas, dejando de lado los grandes proyectos de 1.000 Mw. “Vamos revisar detalladamente el plan de inversiones de Enersis, pero no con una visión talibana de tamaño, sino que con un actuar muy pragmático de cuál es el plazo de la inversión”, recalcó Starace, y agregó que sólo llevarán adelante los proyectos que cuenten con un contrato de abastecimiento a firme, pues ya pasaron los tiempos de correr grandes riesgos.

Un pilar relevante del plan estratégico es la reducción de costos, los que están enmarcados dentro de una megacompañía, la que cuenta con más de 16.000 Mw de generación en cinco países, 14,5 millones de clientes y 11.800 empleados. A su vez, dentro del “viejo” plan de inversiones dos tercios son para mantenimiento US$5.800 millones), de los cuales entre un 10% (US$580 millones) y 20% (US$1.160 millones) van a ser ahorrados por la nueva administración con una mayor eficiencia, recursos que pueden ser utilizados para crecer o destinarlos a dividendos. Los recortes de gastos vendrían más por el lado de las compras a proveedores que por reducciones de personal, dado que el costo de la plantilla en Latinoamérica es bastante inferior al de otras regiones, confidenciaron en el holding.
luigi ferraris
Recursos frescos también vendrán desde la venta de acciones de Endesa España (de 17% a 22% de la compañía) que está haciendo Enel, proceso en que recaudarán hasta US$3.000 millones. Estos montos se utilizarán para reducir deuda y para crecimiento, y el “crecimiento está aquí, en Latinoamérica”, resalto Starace.

El otro foco muy relevante que potenciarán los italianos es el desarrollo de las ERNC, y por ello fue ratificado al mando de Enel Green Power en Chile el italiano, Salvatore Bernabei. Al respecto, la itálica enfatizó que en Chile están desarrollando la cartera más potente de Energías Renovables No Convencionales, y lo que buscan es una colaboración entre Enel, Enersis y Endesa Chile.

En cuanto al trato con las comunidades, el nuevo sello que impulsa Starace será escuchar sus reales necesidades, y nos las que solicitan los “profesionales” dedicados a esto. Con esta política lo que se hará es negociar directamente con los habitantes que pudieran verse afectados con los proyectos, y no con las ONG ambientalistas.(Fuente: Estrategia).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar