El mundo y los negocios necesitan energía

.

Ecuador enlaza el sector petrolero con el sistema eléctrico para ahorrar divisas


La interconexión entre los sistemas petrolero y eléctrico del Ecuador le brindará al país un ahorro inicial de 50 millones de dólares, ya que no saldrán recursos para comprar en el exterior combustibles fósiles.

El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, dijo que es histórico que en Ecuador luego de 50 años de explotación petrolera se haga esta interconexión. Según Pérez esto ayuda a que no salgan divisas y permite mantener la dolarización que es uno de los objetivos del presidente Lenín Moreno.

Por su parte, el Ministro de Electricidad, Medardo Cadena, manifestó que esto es posible con el aporte energético de la hidroeléctrica más grande del país, Coca Codo Sinclair, que produce energía limpia y no contaminante.

Dijo que desde Coca Codo Sinclair se conecta la subestación San Rafael y desde allí salen dos líneas a la subestación El Inga que provee a Quito de energía. Mientras que la segunda fase está en la zona de Tisaleo en el centro del país y la subestación Chorrillos en la provincia del Guayas, que estarán operativas a finales del año.

Cadena explicó además que con 110 millones de inversión se ahorrarán alrededor de 280 millones cuando concluya la obra en dos años.

Los campos petroleros que se beneficiarán con la interconexión son: Lago Agrio, Libertador, Shushufindi, Bloque 15, Palo Azul, Auca y Sacha.

A través de la subestación Shushufindi se abastecerá de energía a los campos petroleros, mientras que de la subestación Jivino se aportará energía eléctrica.

Daniel  Chiriboga, gerente de Mantenimiento de Petroamazonas E.P, señaló que esta interconexión implica un aporte de 40 megavatios, menores costos de producción y la reducción de emisiones de Co2 a la atmósfera, ya que se usan 4 millones de galones de diésel menos por mes.

Esto significa que se generarán ahorros anuales por 50 millones de dólares y que se emitirá menos contaminación en el medioambiente, equivalente a sacar de circulación más de 51.800 vehículos.

El desafío es extender la red y alcanzar un ahorro de 280 millones de dólares, lo cual ocurrirá cuando la interconexión eléctrica llegue a los campos ITT, aproximadamente en dos años, es decir en 2019.

La extensión a cubrir en ese caso son 170 kilómetros en medio de la selva, lo que requeriría un tratamiento diferente y se necesita evitar afectaciones ambientales.

Al respecto, Pérez dijo que es un reto interconectar el ITT en donde existe un parque nacional que requiere cuidados y evitar emisiones y ruido. “Y lo vamos a hacer con una línea de transmisión desde aquí desde Shushufindi hasta el ITT y ya los Ministerios están trabajando en ello”, puntualizó.

 



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *