El mundo y los negocios necesitan energía

.

Alemania retrasa hasta el 2022 su proyecto para tener un millón de autos eléctricos


Alemania proyecta alcanzar el millón de vehículos eléctricos en circulación para el año 2022, pese a que se había planteado lograrlo en 2020, de acuerdo con la información propiciada por un informe de la Plataforma Nacional Alemana para la Movilidad Eléctrica.

A pesar de que Alemania es uno de los países que más invierte y fomenta las energías renovables, la dinámica del mercado actual retrasará el objetivo que había trazado el gobierno de Angela Merkel.

El Gobierno implementó en 2016 un plan de ayudas para impulsar la compra de vehículos eléctricos. Este proyecto fue financiado por la industria automotriz alemana con alrededor de 1.000 millones de euros Por esta razón, el crecimiento de las ventas se produjo en los últimos tres años.

Gracias a estas iniciativas, en 2017 se contabilizaron un total de 131.000 coches de este tipo. No obstante, el crecimiento no sería suficiente para alcanzar el millón de vehículos eléctricos para 2020.

Una serie de problemas inherentes al uso de estos vehículos alejaría a muchos compradores, que prefieren mantener el uso de coches tradicionales o híbridos.

El alto costo de los modelos actuales, la poca autonomía de recorrido, los tiempos de carga y las escasas estaciones de servicio son factores que impiden la calada de estas máquinas en Alemania.

Para Andreas Scheuer, ministro de Transporte de Alemania, las pesimistas conclusiones de este informe no están motivadas por un plan de incentivos mal planificado sino por un comienzo tardío, “pero ahora nos estamos poniendo al día”, declaró.

Conseguir que en las carreteras transite un millón de vehículos eléctricos no será fácil. Ya sea en 2020 o 2022, el gobierno alemán tiene que trazar una línea de acción para que los ciudadanos tengan mayor confianza en comprar este tipo de automóviles.

Uno de los aspectos claves a considerar son las baterías. Por esta razón, Alemania desea activar un mercado en Europa orientado a las ventas de estos productos. Para lograrlo, el Gobierno entabla conversaciones con fabricantes de automóviles en busca de cooperación en la investigación y desarrollo de baterías de electrolito sólido que puedan competir con los principales productores, provenientes de Asia.

En noviembre, Alemania sostendrá conversaciones con otros países de la Unión Europea. El objetivo es promocionar estas baterías al mercado europeo. “En unos años, Europa tendrá un mercado de celdas de baterías competitivo que podrá sobrevivir sin ayuda estatal”, comentó el ministro de economía alemán, Peter Atlmaier.

 



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *