Detengamos la contaminación que emana de transformadores con PCB

El bifenilo ploriclorado (PCB) es un compuesto químico formado por cloro, carbón e hidrógeno. Fue sintetizado por primera vez en 1881 y destaca por ser resistente al fuego, muy estable, no conducir electricidad y tener baja volatilidad a temperaturas normales.

Por sus características anti-inflamables, la mayoría de los aceites dieléctricos con PCBs se usaron fundamentalmente en áreas con alto riesgo de incendio tales como plantas industriales, en transporte colectivo de tracción eléctrica (tranvías), en la industria petroquímica, minería, generadoras y transmisoras eléctricas (específicamente en transformadores eléctricos).

Actualmente existen transformadores de Baja y Media Tensión que contienen aceite refrigerante de PCB y que, en muchos casos, gotean ese lubricante por falta de mantenimiento.

transformador 2

 

La liberación del aditivo con PCB contamina el suelo, las napas y el agua, y el principal riesgo ocurre si los transformadores explotan o se prenden fuego, ya que en ese caso el PCB se transforma en un producto químico denominado dioxina y por lo tanto, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), es uno de los doce contaminantes más nocivos fabricados por el ser humano.

Los PCB pueden ser eliminados mediante una reacción química simple que consiste en tratarlos con sodio metálico, el que actúa atrayendo a los aniones cloruros formando finalmente cloruro sódico y la sustancia libre de PCB, esto requiere de un catalizador −que podría ser un compuesto orgánico− y una determinada temperatura para que la reacción se produzca.

Existen tecnologías para la eliminación del PCB que se encuentra en transformadores eléctricos. Este tratamiento permite la recuperación y reclasificación de transformadores de distribución con aceites aislantes contaminados con PCB, también conocidos como askareles. Este proceso no requiere desmontaje, transporte o manipulación especial del transformador eléctrico ya que se realiza in situ.

Para el año 2025 se busca la eliminación total del PCB, según se acordó en Convenio Ambiental de Estocolmo; luego en 2013, el programa ambiental de naciones unidas PNUMA desarrolló un plan piloto para la eliminación del PCB, considerando a Perú y Chile, específicamente en la industria minera.

Lamentablemente el apoyo de las autoridades es escaso. Los tiempos se acortan y se necesita la voluntad política y de incentivos de parte de la autoridad para que se logre la eliminación de este contaminante. (Carlo D´Agostino)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar