El mundo y los negocios necesitan energía

.

Venezuela tendrá dos criptomonedas -Petro y Petro Oro- tan valiosas como la propia fe de Maduro


Tras el lanzamiento del Petro la semana pasada, el mandatario venezolano adelantó que en los próximos días presentará un nuevo criptoactivo. Se trata de una “respaldado por Oro”. Por consiguiente, sus planes declarados de intentar sortearse las sanciones económicas estadounidenses siguen en marcha. Además con el más absoluto secretismo. “La próxima semana lanzaré el petro oro, respaldado por oro, que es aún más poderoso”, dijo Nicolás Maduro en un discurso televisado, sin entrar en más detalles.

Las criptomonedas respaldadas por oro ya existen. Pero los expertos en blockchain han analizado ampliamente los esfuerzos de la criptomoneda venezolana, señalando que las criptomonedas son tan valiosas como la fe inspirada por su emisor. La historia del país de expropiaciones no compensadas y la depreciación del 99 por ciento de su moneda fiduciaria, el bolívar, han creado dudas sobre la capacidad del partido de gobierno para manejar fichas digitales. No obstante, Maduro asegura que el plan va en buena marcha. Hace una semana adelantó que la oferta inicial del Petro había recaudado “US$735 millones en el primer día de preventa”.

Si tiene éxito, la transacción podría hipotéticamente recaudar dos mil millones de dólares, de acuerdo con algunas estimaciones de Bloomberg. Alrededor del 38% de la transacción se venderá en la preventa rebajada, mientras que el 44% se destinará a la oferta pública. El resto, un 18%, se distribuirá a la Superintendencia de Moneda y Actividades relacionadas del gobierno. El gobierno emitirá un total de 82.4 millones de petros (cada uno de los cuales es divisible por 100 millones de unidades, conocido como mene). Los petros no podrán canjearse por un barril de crudo (ni se menciona un mecanismo para hacerlo en los documentos financieros provistos).

Maduro ha dicho que espera que el Petro y ahora el Petro Oro ayude al país a evitar las sanciones. Sin embargo el Tesoro de Estados Unidos ha advertido que no será tan fácil. A mediados de enero, el departamento les dijo a potenciales inversionistas de Petro que podrían estar sujetos a sanciones. “El petro parecería ser una extensión de crédito al gobierno venezolano”, dijo el departamento del Tesoro en un comunicado a Reuters.

Por esta razón, los primeros esfuerzos de promoción del Petro han sido dirigidos a inversores no tradicionales como Rusia. Funcionarios de ese país estuvieron presentes durante el lanzamiento de la criptomoneda venezolana.

Tanto Putin y Maduro tienen problemas muy similares. Ambos tienen una alta dependencia del precio del petróleo crudo, que ha sido bastante inestable en los últimos años. Ambos tienen problemas con las sanciones de Estados Unidos y con el dólar estadounidense como moneda de reserva mundial. Por ende, el Petro y el Petro Oro atrae el interés de los rusos como experiencia de referencia. Asimismo, para hacer mayores inversiones.

Lo que hace distinta a esta moneda es que el valor de un Petro está respaldado por el de un barril de petróleo. Esto significa que, en caso de que esta divisa digital pierda valor, siempre puede ser canjeada por la cantidad de petróleo correspondiente, al menos en teoría. No está claro todavía cómo podrá llevarse a cabo esta equivalencia en realidad.

Para el Petro, el gobierno del país ha reservado un campo petrolífero de la región del Orinoco. Este debería bastar para garantizar el valor de hasta 100 millones de Petros, que sería el máximo del total de la emisión de la moneda. Inicialmente, se sacaron a la venta 38 millones de petros; en un segundo tramo, otros 44 millones. El resto queda en manos del Estado. El lanzamiento ha sido un éxito: según el presidente Nicolás Maduro se han recibido intenciones de compra por valor de 735 millones de dólares sólo en las primeras 20 horas, el equivalente a casi 600 millones de euros. Un dato que todavía no puede ser contrastado.

El precio de un Petro es de 60 dólares, más o menos el de un barril de petróleo crudo en los mercados mundiales. “Creo que es un enfoque interesante”, dice Philipp Sandner de la Escuela de Finanzas y Administración de Fráncfort. Él es especialista en monedas digitales y la tecnología subyacente, conocida como blockchain (‘cadena de bloques’). “Porque eso puede suponer que dentro del sistema de criptomonedas, haya monedas más estables que, por ejemplo, el Bitcoin o cualquiera de las otras monedas virtuales”.

El resto de monedas digitales no están respaldadas. El mero hecho de confiar en su valor es lo que se lo confiere. Si la confianza aumenta, el valor sube. Si se hunde, los precios también. Así, los mercados de divisas digitales son muy volátiles. Y, de hecho, están experimentando fuertes oscilaciones de precios. Aparentemente, el controvertido presidente de Venezuela está tratando de aprovechar el momento, los excesos que rodean a criptomonedas como Bitcoin, para intentar hacer caja.

Estados Unidos por su parte está advirtiendo a sus ciudadanos que no pueden comprar Petros, ilegalizados por las sanciones: el Fisco estadounidense considera la adquisición de Petros como un préstamo al gobierno venezolano.

Las monedas petro-digitales son interesantes desde otra perspectiva. La idea de los inventores de la criptodivisa, el bitcoin, era crear un sistema de pago a prueba de falsificaciones e independiente de instituciones como bancos centrales o estados. El Petro, como las otras monedas de tecnología blockchain, puede ser casi inviolable. Pero en este caso no es independiente del Estado.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *