El mundo y los negocios necesitan energía

.

Venezuela considera que sanciones de EE.UU. son un ataque directo de una guerra no convencional


El ministro venezolano de Petróleo Manuel Quevedo denunció en el 7mo Seminario Internacional de la Opep,  que las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela “constituyen un ataque directo contra la estabilidad del mercado petrolero debido a una guerra no convencional emprendida por el mayor consumidor de crudo del mundo”.

“La situación de Venezuela no debería ignorarse. Venezuela podría ser cualquiera de sus países”, reiteró Quevedo.

                                                                 Manuel Quevedo, ministro de Petróleo de Venezuela

Las declaraciones del ministro venezolano se dan cuando el país se encuentra enfrentado al peor momento de su historia. No solo por la agresiva disminución de su producción petrolera, sino además por la severa crisis económica que atraviesa. Y enfrentamientos políticos que le han acarreado sanciones de parte de Estados Unidos, el desconocimiento de la investidura de Nicolás Maduro como presidente de la República por varios países. Y una severa tensión política en los interno.

“Nosotros promovimos de forma activa, bajo el liderazgo de nuestro presidente Nicolás Maduro. Recibimos con beneplácito a finales de 2016 el Acuerdo de Cooperación entre los países Opep y No Opep. Fue un punto de inflexión en nuestra historia, alcanzado bajo la guía de nuestros líderes jefes de gobierno, firmado entre los miembros de la Opep y 10 de los países más importantes productores de crudo no pertenecientes a nuestra Organización. Este acuerdo ha estado dirigido a restablecer el equilibrio del mercado”, dijo el funcionario en un despacho de prensa.

Solo mediante la integración, la cooperación entre los Estados y las asociaciones de integración regional podremos superar los desequilibrios. Además de alcanzar un desarrollo económico global sostenible, respetando las diferencias de los países con reglas de competencia leal, insistió el también presidente de la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Venezuela reafirmó su compromiso de seguir trabajando en función  de una economía mundial sustentable. Su ministro señala que el país trabaja para mantener el equilibrio del mercado. La idea es obtener para los países exportadores de crudo un precio justo por sus recursos naturales no renovables. Solo así será posible garantizar la energía requerida para la continuidad del desarrollo económico de la humanidad.

“Las proyecciones de los indicadores económicos de las Agencias Internacionales coinciden en que para los próximos 20 años se espera un crecimiento económico sostenido anual de aproximadamente 3,5%; esto junto a otros indicadores, tales como el aumento de la población mundial, las políticas de disminución de la pobreza y acceso a los servicios públicos se traducirá en un incremento sustancial en la demanda de energía“, indicó el Ministro.

Quevedo aseguró que “dentro de 20 años, el petróleo seguirá jugando un papel importante como fuente de energía. A a pesar de las nuevas fuentes alternativas que están en proceso de desarrollo. Se espera que la demanda de petróleo se incremente en un promedio anual de al menos 1,2 millones de barriles día a mediano plazo y que, junto al gas, ocupen un 50% de la matriz energética del año 2040″.

El ministro venezolano Manuel Quevedo también subrayó que “los países exportadores de crudo tenemos el deber histórico de garantizar, de manera sustentable, la energía que requiere la población mundial para su desarrollo económico, mientras se logran las inversiones y el tiempo requerido para el uso de otras fuentes de energía”.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *