Serio revés bursátil sufre Abengoa. Sus acciones A y B cada vez valen menos

Los títulos de Abengoa se han desplomado más de un 14% en Bolsa arrastrados por la sentencia de un juzgado de Sevilla, España, que reconoce a un grupo de bonistas el derecho a recibir íntegramente su inversión y los intereses de la misma.

Tras conocerse esta sentencia, el grupo de ingeniería y energías renovables decidió postponer la presentación de sus resultados correspondientes al primer semestre del año, que estaba prevista para ayer martes 26 al cierre de mercado.

En concreto, las acciones clase B de la compañía cayeron en la sesión un 14,286%, liderando los descensos en el Mercado Continuo, para cerrar a un valor de 0,012 euros. En lo que va de 2017 los títulos clase B de Abengoa han perdido más de un 93% de su valor.

Por su parte, los títulos clase A de Abengoa, que cotizan en menor número en el mercado que los B pero cuentan con mayores derechos de voto, se dejaron en la jornada un 10,811%, para retroceder hasta los 0,033 euros. En el presente ejercicio, estas acciones acumulan un descenso de casi el 92%.

La compañía, en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha indicado que la sentencia estima las impugnaciones relativas a la “desproporción del sacrificio” causado a ese grupo de bonistas y acreedores, e implica que los efectos del acuerdo de reestructuración no se extiendan a ellos.

Abengoa ha asegurado que la decisión judicial sólo afecta a los impugnantes y no a todos los acreedores, y añade que la sentencia no permite determinar el tratamiento que se tiene que dar a la deuda excluida, por lo que pedirá una aclaración al juzgado de lo mercantil número 2 de Sevilla.

Ha añadido que la sociedad está identificando los diferentes pasivos que se pudieran ver afectados por este pronunciamiento y evaluando la información que se debía recoger en los estados financieros semestrales consolidados correspondientes al primer semestre de 2017.

En su sentencia, esta instancia judicial no anula el plan de refinanciación, pero lo deja sin efectos para más de medio centenar de bonistas y acreedores que no firmaron el acuerdo y lo impugnaron, a los que Abengoa deberá devolver su deuda íntegra sin aplicar la quita del 97 % pactada, lo que supone que la compañía tendrá que elevar su deuda reconocida de cerca de 9.000 millones.

El acuerdo de refinanciación fue impugnado entre otros la aseguradora Zurich, la entidad Export Import Bank de Estados Unidos, Portland General Electric Company y Banco de Crédito a la Exportación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar