El mundo y los negocios necesitan energía

.

Repsol y Armstrong Energy descubren en Alaska la mayor reserva de hidrocarburos


(15 Marzo 2017) Repsol y su socio Armstrong Energy han realizado en Alaska el mayor descubrimiento convencional de hidrocarburos logrado en los últimos 30 años en suelo de Estados Unidos. Según un hecho relevante remitido por la petrolera a la CNMV, los pozos del hallazgo, denominados Horseshoe-1 y Horseshoe-1A y perforados en la campaña invernal de exploración 2016-2017, confirman a la formación de Nanushuk como una de las de mayor potencial de la prolífica zona del North Slope de Alaska.

Se estima que los recursos contingentes de los bloques de Repsol y Armstrong Energy, identificados con los datos existentes sobre la formación Nanushuk, alcancen aproximadamente 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero.

Repsol lleva explorando activamente en Alaska desde 2008 y, desde 2011, ha realizado múltiples descubrimientos en la zona de North Slope, junto con su socio Armstrong. Las distintas campañas en esta área, que se consideraba madura, pusieron de manifiesto un significativo nuevo potencial. Además, las infraestructuras existentes en Alaska permitirán que los recursos se desarrollen con mayor eficiencia. La compañía cuenta con una participación del 25% en Horseshoe y del 49% en Pikka. Armstrong dispone del porcentaje restante y es actualmente el operador.

Precisamente, en 2015, Repsol redujo su participación en el proyecto de North Slope en favor de su socio, que pasó a tener la mayoría del consorcio: un 51% en el área de desarrollo y un 75% en la de exploración. En cambio la petrolera española (que llegó a tener un 70%), se quedó, respectivamente, con el los citados 25% y 49%. Aquella operación formó parte de la estrategia de “optimización” de su cartera tras la incorporación de Talismán y en plena depresión de los precios del crudo.

Antes del descubrimiento en Horseshoe, Repsol realizó como operador 13 pozos de exploración y delineamiento en North Slope, que permitieron hallar diversos reservorios en la formación de Nanushuk, en la zona de Pikka. El descubrimiento de Horseshoe extiende la formación de Nanushuk en más de 32 kilómetros con respecto a los hallazgos realizados hasta el momento en Pikka, por Repsol y Armstrong en 2014 y 2015, y cuyas licencias de desarrollo se están tramitando.

Según la compañía que preside Antonio Brufau, está previsto que un porcentaje significativo de los recursos identificados se reclasifiquen como reservas probadas y probables una vez obtenidas las licencias administrativas del proyecto Nanushuk. El plan de desarrollo preliminar de Pikka contempla que la producción se inicie a partir de 2021, con un potencial de alrededor de 120.000 barriles de petróleo al día.

El pozo Horseshoe-1, perforado a una profundidad total de 1.828 metros, descubrió una columna neta de petróleo de más de 46 metros en distintos reservorios de la formación Nanushuk. Por su parte, en Horseshoe-1A, perforado a una profundidad total de 2.503 metros, se encontró una columna neta de petróleo de más de 30 metros, también en Nanushuk.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *