El mundo y los negocios necesitan energía

.

Repsol, Total, Eni, Premier Oil y Pemex ganan contratos para explotar en Golfo de México


México adjudicó poco menos de la mitad de los 35 bloques en aguas someras que licitó la semana pasada, en una subasta ensombrecida por promesas del favorito en la próxima elección presidencial de revisar los contratos adjudicados bajo una histórica apertura energética en caso de ganar el 1 de julio.

La CNH, regulador mexicano del sector petrolero, le adjudicó 16 bloques en el Golfo de México a empresas como la española Repsol, la francesa Total, la italiana Eni, la británica Premier Oil y la local Pemex, que fue la gran ganadora de la licitación.
La subasta abarcó bloques tanto en la zona de Burgos como en la extensa franja Tampico-Misantla-Veracruz y las llamadas Cuencas del Sureste, donde existe la mayor actividad en aguas someras en México.

El competitivo tramo final de la licitación en las Cuencas mejoró el resultado general de la subasta, que había comenzado tibiamente y con poco interés en bloques que se cree contienen principalmente grandes cantidades de gas natural.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que se espera una inversión de alrededor de 8,600 millones de dólares a lo largo de la vida de los proyectos que se desarrollarán en los bloques adjudicados, y que la producción inicie en 2022 para alcanzar su pico en 2025.

Las áreas tienen un potencial de producción de 280,000 barriles por día (bpd) de crudo y 220 millones de pies cúbicos por día (mmpcd) de gas natural, dijo el comisionado presidente del regulador, Juan Carlos Zepeda, en conferencia de prensa tras la licitación.

Andrés López Obrador, quien lidera cómodamente los sondeos electorales, ha dicho que si gana en los comicios de julio revisaría más de 90 contratos firmados desde que México aprobó la legislación en 2013, poniendo fin al monopolio de 75 años de Pemex, en busca de señales de corrupción.

López ha pedido al presidente Enrique Peña Nieto que cancele dos subastas previstas para el segundo semestre del año tras las elecciones.

“Cualquiera que sea el signo partidista del próximo gobierno federal en México, por elemental sentido común (…) debe cuidar la aplicación de la reforma energética”, dijo Coldwell al responder una pregunta sobre las afirmaciones de López Obrador.

“Por empleo y por seguridad energética un gobierno responsable debe continuar con estas políticas públicas”, subrayó.
El próximo presidente de México, que deberá surgir tras las elecciones de julio próximo, tomará posesión en diciembre.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *