El mundo y los negocios necesitan energía

.

Producción petrolera mundial muestra serios signos de recuperación; almacenes están al límite


(24 Mayo 2017) Cuando parecía que las reservas mundiales de petróleo comenzaban a disminuir con cierto ritmo, los últimos datos recopilados por Reuters muestran que desde el Estrecho de Malaca (Asia), pasando por los puertos del norte de Europa y llegando hasta Golfo de México, la caída de los inventarios de crudo se ha reducido y en varios casos se han revertido.

Mientras, las proyecciones de producción de petróleo en Canadá, Brasil y Estados Unidos siguen mostrando signos de fortaleza. Estados Unidos producirá casi 10 millones de barriles de petróleo al día en 2018, mientras que varios países más proyectan incrementos inminentes.

Los tanques de crudo en Ámsterdam, Róterdam y Amberes, conocida como zona ARA, es una de las zonas más caras para almacenar el oro negro. Sin embargo, el crudo está volviendo a ‘amontonarse’ en estos parques de almacenamiento.

Según han señalado fuentes de la industria a Reuters, las refinerías de medio mundo están “obstruidas”. Se están produciendo cuellos de botella en el proceso de producción de combustibles porque estas plantas, encargadas de modificar el petróleo bruto, no dan abasto.

Por ejemplo, en las costas de Saldanha Bay (Sudáfrica) uno de los parques de almacenamiento de crudo más grandes del mundo vuelve a estar al límite de su capacidad. Estas instalaciones pueden soportar más de 45 millones de barriles de crudo y después de dos meses sufriendo salidas netas de petróleo ahora vuelve a registrar flujos positivos.

Por otro lado, en la región de Houston las reservas de petróleo alcanzaron un nuevo récord histórico a principios de abril, según la consultora energética Genscape.

Sin embargo, en Asia la situación es mixta. Varias regiones está viendo como se reducen los inventarios de crudo mientras que otras viven todo lo contrario. Por ejemplo, las reservas almacenadas en China han caído en abril a mínimos de cuatro años.

Aunque es cierto que los recortes de la OPEP han detenido el fuerte incremento de las reservas mundiales, su efecto ha sido mucho más limitado de lo que se esperaba.

Ahora, el cartel tiene la intención de prolongar los recortes durante nueve meses más, aunque el resultado de la decisión es todo un misterio, puesto que decenas de firmas petroleras tienen intenciones de incrementar su producción en países como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Noruega o Reino Unido.

Como destacan desde The Wall Street Journal, la OPEP ya sólo produce el 40% del crudo mundial, un porcentaje que podría reducirse paulatinamente en los próximos meses a medida que los países ajenos al cartel ejecutan los incrementos de producción previstos.

En algunos casos como el Estados Unidos, estos incrementos son ya un hecho evidente. Pero otros participantes importantes como Brasil o Canadá registrarán incrementos de su producción a medio plazo, según se vayan finalizando varios proyectos de larga duración que están a punto de terminar.

Por ejemplo, con el crudo en los 50 dólares (precio al que cotiza en la actualidad), se espera que la producción de Canadá (quinto productor mundial) llegue a los 4,7 millones de barriles al día (de petróleo y otros líquidos) a finales de este año, lo que supone un incremento de 200.000 barriles al día respecto a su bombeo actual.

Por otro lado, Brasil que es el noveno productor mundial de crudo, podría crecer en unos 212.000 barriles al día de media hasta finales de este año, por lo que podría alcanzar una producción total de 2,8 millones de barriles al día. Este país está atrayendo millones de dólares de inversión gracias a sus vastas reservas de crudo. A precios actuales se cree que hay unos 50.000 millones de barriles recuperables, una cifra que podría crecer con fuerza a medida que la extracción de crudo en aguas ultraprofundas vaya ganando en eficiencia.

El aumento de la producción previsto en los países no-OPEP podría dejar sin efecto el recorte de la producción que tiene previsto prolongar el cártel este 25 de mayo. La OPEP tiene que hacer más si quiere que los precios del crudo suban en un mundo cuyo crecimiento de la demanda de oro negro es ya casi plaza y donde la oferta externa al cartel crece de forma intensa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *