El mundo y los negocios necesitan energía

.

Precio del crudo toma vuelo hasta 80 dólares, su nivel más alto desde finales de 2014


El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer martes un 1,35 % y cerró en 72,24 dólares el barril, su nivel más alto desde finales de 2014, impulsado por los duros mensajes de Estados Unidos contra Irán y Venezuela.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en junio avanzaron 96 centavos.

El precio del crudo de referencia en EE.UU. se vio impulsado por las expectativas de que Washington pueda imponer nuevas sanciones a Venezuela tras las elecciones presidenciales de este domingo y las condiciones puestas hoy por el Gobierno estadounidense para llegar a un nuevo acuerdo con Irán sobre sus programas nuclear y balístico.

En el caso venezolano, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, adelantó que el Gobierno de Donald Trump tomará más medidas en respuesta a unos comicios que calificó de “farsa”.

Mientras tanto, el nuevo secretario de Estado, Mike Pompeo, dio a conocer doce duras condiciones para lograr un acuerdo con Teherán tras la retirada estadounidense del pacto nuclear alcanzado en 2015.

Pompeo avisó además que, mientras no haya acuerdo, EE.UU. impondrá a Irán sanciones “sin precedentes”. Estas y otras tensiones geopolíticas, unidas a un aumento de la demanda, ya habían empujado al alza el precio del crudo durante las últimas semanas.

En la apertura de las bolsas, el acuerdo entre China y Estados Unidos para detener su enfrentamiento comercial, jugó a favor del mercado petrolero, según coincideron analistas.

“Durante la sesión la retórica más agresiva (de EEUU) sobre las sanciones a Irán llevó al alza de precios”, dijo Matt Smith, de la firma Clipperdata. Por otro lado, Washington calificó de “farsa” las elecciones de Venezuela del domingo y anuncio sanciones contra ese país petrolero.

Las sanciones no están en el terreno de la propia industria petrolera venezolana. No obtante, las medidas financieras asumidas por Donald Trump impactan duramente en las decaídas cuentas fiscales del país sudamericano.

Pero el solo anuncio de eventuales penalizaciones sobre el petróleo venezolano, generó alarma en el escenario petrolero. Las cotizaciones se vieron impulsadas. No obstante, Venezuela ya venía imprimiendo su cuota parte en el panorama petrolero, tras su baja estrepitosa de la extracción de crudo. La mayor desde los años 50.

Según datos oficiales, Pdvsa contrajo su producción desde 2,9 millones b/d en 2014 hasta 1,4 millones en abril. Este último dato del informe Opep, revela que Pdvsa produce por debajo de su cuota asignada de 1,9 millones b/d.

Las sanciones en contra de Irán y Venezuela, se suman a un exitoso plan de recortes de producción. También la recuperación de la demanda, la reducción de la oferta de crudo y la destrucción de inventarios, han hecho lo suyo. Otros análisis incluyen los factores geopolíticos que también generan presiones en el mercado.

Expertos sostienen que este todo, completa un coctail contundente. Se trata de una mezcla letal que ha movido proyecciones de precios al alza para el cierre de 2018 y 2019. Inclusive, varias de ellas prevé las anheladas cotizaciones en torno a 100 dólares que espera la Opep.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *