Otro grande del automovilismo se decide por construir autos eléctricos a partir del 2019

(09 Agosto 2017) El fabricante italiano de autos de alta gama Maserati anunció en días pasados que desde 2019 todas las unidades que salgan de sus líneas de producción adoptarán tecnología de propulsión eléctrica.

Su anuncio se une al realizado antes por Renault, Porsche, Volkswagen y BMW que ya han dado su visto bueno y comenzaron a adecuar todo su arsenal tecnológico en pro del diseño y la fabricación de coches eléctricos.

Sergio Marchionne, máximo ejecutivo de Maserati ha adelantado que hacia ese año por lo menos la mitad de los coches de todas las marcas que representa serán eléctricos o, en el peor de los casos, híbridos.

Al respecto algunos especialistas automotrices están recordando que el Reino Unido, Francia y Noruega tienen fechas límite para vender solo este tipo de vehículos, por ello  entre otras, han presentado en estos últimos meses conceptos que usan la electricidad para su movilidad.

Los italianos van muy en serio con el proyecto ya que usarán casi el 100% de su presupuesto para desarrollar y aplicar sistemas eléctricos en sus coches. Si todo sale como esperan, Marchionne aclaró que será en 2020 cuando salga a la venta el primer Maserati eléctrico, que en este caso estará basado en el concepto Alfieri. Los resultados a nivel económico alcanzados por el grupo FCA durante este primer semestre son del todo positivos, por ello, se espera que Maserati electrifique todos sus modelos para 2019.

Por sus características externas, se piensa que el modelo Levante podría ser el primero al que se le aplicarían los nuevos sistemas, de hecho, Giulio Pastore, jefe de Maserati Europa, ya confirmó que se encuentran trabajando para lograr este primer objetivo.

Las razones de la tardanza del grupo FCA y Maserati para ingresar al fascinante mundo eléctrico tiene un porqué, y es que esperaron a que se vislumbrara un futuro prometedor en el campo de estas nuevas tendencias; en otras palabras, FCA camina sobre seguro, sin correr riesgos y sin perder dinero innecesariamente.

La decisión está tomada, el futuro de los coches eléctricos es grande y por lo visto será imparable.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar