El mundo y los negocios necesitan energía

.

Orazul Energy hace esfuerzos por evitar quiebra financiera de hidroeléctrica Duqueco


A través de un aumento de capital y un perdón por parte de la banca, el fondo norteamericano I Squared Capital -propietario desde 2016 de Orazul Energy, anteriormente conocido como Duke, y reciente comprador de los activos de IC Power en Chile- busca evitar la quiebra del complejo hidroeléctrico Duqueco, de 124 MW.

La sociedad que controla la hidroeléctrica, denominada Orazul Energy Duqueco Spa., fue sometida en septiembre pasado a reorganización societaria, proceso contenido en la renovada ley de quiebras, luego se una seguidilla de años en rojo.

Central Hidroeléctrica Duqueco

Según constan los documentos presentados ante el 6º Juzgado Civil de Santiago, la empresa adeuda unos US$200 millones, los que -según explica- se derivó de la caída de los precios de suministro eléctrico para los clientes regulados y libres; bajo crecimiento de la demanda, sobreoferta, y la irrupción de las energías renovables no convencionales, entre otros.

Para evitar la liquidación de activos, la sociedad controlada por el fondo de inversiones presentó una propuesta que incluye una condonación parcial de la deuda; en concreto, que los acreedores -entre los que se encuentra los bancos BCI, Itaú Corpbanca, Banco del Estado y Banco de Chile- perdonen el 27,7% de lo adeudado, reduciendo en US$53,8 millones la deuda hasta US$144 millones.

Esto significaría un “perdonazo” por parte de BCI de US$16,3 millones; US$14 millones de Itaú Corpbanca; US$8 millones por parte del Banco Estado y US$15 millones por el Banco de Chile.

No obstante, para el pago de la deuda remanente, se compromete al pago íntegro, con una tasa de interés. Parte de esta deuda se pagará a través de un aumento de capital realizado por el deudor de US$69 millones, y el resto en cuotas semestrales.

La propuesta siguió dos alternativas informales presentadas por la empresa, las que consistían en el pago al contado de los créditos de los acreedores, previa condonación parcial de los mismos o en la venta ordenada de los activos de la hidroeléctrica en el marco de un acuerdo de reorganización, en conjunto con un esquema de premios por éxito para su accionista. Ninguna de estas fue aceptada.

Si bien esta propuesta fue presentada hace más de dos meses, esta aún no ha sido aceptada ni rechazada. Y es que en las últimas juntas de acreedores se ha solicitado la suspensión en atención a nuevos documentos que están siendo objeto de discusión por parte de los interesados. La próxima junta de accionistas está fijada para el próximo 10 de enero.

Cabe destacar que Orazul Energy Duqueco es propietaria de dos centrales hidroeléctricas: Peuchén y Mampil, y cuya capacidad instalada conjunta es de 124 MW. Esta tiene una participación en el mercado de generación de energía en el Sistema Interconectado Central chileno ascendente aproximadamente a un 1%.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *