El mundo y los negocios necesitan energía

.

Ola de frío en EE.UU. motiva a comprar más crudo ecuatoriano por ser de gran calidad


El precio del crudo ecuatoriano se ha recuperado en el mercado internacional y, hasta el 8 de enero pasado, ya bordea los USD 60 por barril. Cifras del Sistema Nacional de Información, Petroecuador y del Banco Central muestran que desde septiembre del año anterior el diferencial o castigo que recibe el petróleo ecuatoriano, también se redujo, ya que ha oscilado entre USD 1 y 3 por cada barril.

Con ello, el precio del hidrocarburo de Ecuador está casi a la par de crudos de mejor calidad, de los cuales se obtienen más productos limpios como el West Texas Intermediate. Esta revalorización del crudo ecuatoriano responde a factores coyunturales y estructurales de oferta y demanda.

Entre los factores temporales, según Fernando Santos, exministro de Energía, está la rebelión popular en Irán y el frío extremo que azota a los Estados Unidos. Este último factor provoca el aumento de la demanda de crudos como el ecuatoriano, más eficientes para producir derivados que se usan en sistemas de calefacción. Otro factor es que más refinerías están diseñadas actualmente para procesar crudo pesado.

Esta realidad ha hecho que la demanda de este tipo de petróleo, que tiene mayor contenido de azufre, como el ecuatoriano, aumente. Pero la oferta de este petróleo es limitada, debido al recorte de producción que impulsa la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Todo esto ha permitido que la cotización del crudo ecuatoriano se recupere. El 8 de enero del 2018, el barril se cotizó en USD 57,82, esto es 15,85 más que el valor contemplado en el Presupuesto General del Estado del 2018 (USD 41,97). Pero esto no significa, de acuerdo con analistas económicos y especialistas petroleros, que el Fisco pueda contar con ingresos petroleros extras considerables.

En Ecuador la oferta de crudo exportable del 2018 está comprometida en su totalidad por las preventas, informó el Ministerio de Hidrocarburos. Son 120 millones de barriles de crudo que se destinarán, en su totalidad, a Petrochina, Unipec y Petrotailandia. Pero estas compañías asiáticas no pagan los precios que establece el mercado internacional. Por esto, Petroecuador se encuentra, desde octubre del 2017, en un proceso para renegociar los contratos con estas tres firmas internacionales.

Además, Ecuador no está en condiciones de aumentar el bombeo por el compromiso que mantiene con la OPEP. La medida que está vigente hasta fines del 2018 consiste en producir a diario alrededor de 522 000 barriles de crudo. Walter Spurrier, director de Análisis Semanal, consideró que por esto Ecuador debería reconsiderar su permanencia en el cartel petrolero.

La cantidad de crudo actual que se produce cubre la demanda interna y los compromisos adquiridos por las preventas de petróleo. Adicionalmente, los ingresos obtenidos por la venta de crudo deberían ser destinados, principalmente, para cubrir las deudas que mantienen las empresas petroleras estatales con otras compañías operadoras o que brindan servicios. Solo Petroamazonas tiene obligaciones pendientes que sumaban, hasta fines del 2017, unos USD 3 777 millones.

Fernando Santos, ex ministro de Energía de Ecuador

Así, según Santos y Spurrier, solo un porcentaje de las ganancias por la revalorización del petróleo van al Fisco. “Hay beneficios, pero como el Gobierno anterior ya se gastó el dinero de los préstamos contraídos, Ecuador debe cumplir con estos compromisos”, precisó Spurrier. Una vez que las actuales condiciones cambien, se prevé que el precio del petróleo baje y se estabilice en unos USD 55 el WTI, y el ecuatoriano en 48 para lo que resta de este año.

El plan que se aplicará durante el paro programado de la Refinería Esmeraldas fue revisado este miércoles, 10 de enero del 2018, por el ministro Pérez y el gerente de Petroecuador, Carlos Tejada. En esta reunión se informó que las intervenciones empezarán en marzo y se extenderán hasta mayo. En este período estará garantizado el abastecimiento de derivados para satisfacer la demanda del mercado interno.

El recorte de la producción que impulsa la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha limitado la oferta de crudos pesados. Esto ha aumentado la demanda de este hidrocarburo en las refinerías y, con ello, su valor en el mercado.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *