El mundo y los negocios necesitan energía

.

Mientras Irán y Venezuela hacen lobby Rusia aumenta la producción de crudo


Rusia subió producción y registró la primera semana de junio un volumen de extracción de 11,1 millones de barriles por día (bpd). Se trata de un nivel de bombeo superior en 153.000 bpd al de la cuota pactada por Rusia con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Una fuente citada por la agencia de noticias Interfax, señala que el mayor productor de crudo del mundo debería estar bombeando 10,9 millones bpd, luego de haber restado 300.000 bpd desde 11,247 millones de bpd como parte de un pacto global.

Berkut, la plataforma petrolera más grande del mundo es rusa. Extrae crudo en Arkutun-Dagi, uno de los tres campos del consorcio Sajalin-I en el mar de Ojotsk.

El acuerdo fue suscrito por más de 24 naciones Opep y productores independientes, está vigente desde enero de 2017. El pacto pretendía retirar del mercado 1,8 millones de bpd de producción, para recuperar los decaídos precios del crudo. La medida sin duda tuvo éxito.

El Ministerio de Energía de Rusia subió producción, pero no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Sin embargo, se estima que el aumento del bombeo pretende aprovechar los altos precios del crudo. En el caso del Brent del Mar del Norte se incrementó hasta USD 80 por barril.

De hecho, el reporte señala que “la mayoría de las petroleras rusas han apoyado el aumento en la producción de petróleo ya que los precios llegaron a USD 80 por barril el mes pasado”, luego de que las sanciones impuestas a Venezuela y las ciernes sobre Irán, giradas ambas por la administración de Donald Trump, generaran nerviosismo en el mercado.

Interfax dijo que la producción de Rusia se mantuvo en 1.513 millones de toneladas pd en la primera semana del mes. Dijo además, que nunca estuvo por debajo de 1.511 millones de toneladas.

Los miembros de la Opep y productores, incluida Rusia, se reunirán en Viena del 22 al 23 de junio. En el encuentro analizarán el futuro del recorte de producción, que es válido hasta el final del año.

Rusia y Arabia Saudita, han señalado que podría haber una necesidad de aumentar gradualmente la producción. A los gigantes petroleros les preocupa la escasez de suministro. Así como un alza de los precios que afecte el desarrollo de la economía mundial. Actualmente, el petróleo se comercializa en torno a USD 76 por barril.

Previo a la reunión de la Opep, en la que evaluarán el mercado, Irán y Venezuela hacen lobby. La intención es que el cártel petrolero fije posición frente a las sanciones aplicadas por Estados Unidos en su contra.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *