¡Linde no necesita a Praxair!” y ponen en riesgo fusión de US$ 34 mil millones

(5 Abril 2017) El plan de Praxair Inc. de comprar al fabricante alemán de gas industrial Linde AG estaba cerca de fracasar por segunda vez después de que el comité de empresa de Linde expresó una fuerte oposición al acuerdode US$ 34,000 millones y un ministro del gobierno cuestionó su valor.

Un acuerdo con Praxair conducirá a pérdidas significativas de puestos de trabajo, y la empresa combinada será administrada desde la sede en los Estados Unidos, dijo el comité de empresa de Linde, que representa a los empleados en las relaciones con la compañía, en una carta enviada la semana anterior al personal.

 La combinación significará el fin de la cultura corporativa en Linde, con sede en Múnich, y los empleados ya no participarán en las decisiones empresariales, según la carta.

“Los miembros del Comité de Empresa Europeo y la fuerza laboral se opondrán enérgicamente a la fusión proyectada con Praxair”, escribió el comité en la carta, a la que Bloomberg News tuvo acceso. “¡Linde no necesita a Praxair!”

La carta prepara el escenario para la que se prevé será una reunión tumultuosa y decisiva antes de la asamblea anual de accionistas el 10 de mayo. La mitad del consejo de supervisión de Linde, como en todas las empresas alemanas que cotizan en bolsa, está compuesta por representantes de los trabajadores –cuatro del comité de empresa y uno de los sindicatos IG Metall e IG BCE-. Un portavoz de Linde se negó a comentar.

Portavoces de IG Metall e IG BCE confirmaron que los sindicatos y el comité de empresa son de la misma opinión. El portavoz del IG BCE dijo que la decisión sobre cómo votar aún está abierta.

El acuerdo también está ganando críticas del gobierno alemán. La aceptación por parte de la fuerza laboral es crucial, dijo en un comunicado el viceministro de Economía, Matthias Machnig.

“Al parecer, este no es el caso actualmente”, dijo. “Tampoco, a mi juicio, se ha presentado convincentemente la lógica económica de tal proyecto”.

Las negociaciones sobre una fusión entre las dos compañías se interrumpieron en septiembre por preocupaciones dentro de la junta directiva de Linde de que los puestos laborales y las operaciones se reducirían en su sede, dijeron personas familiarizadas con el asunto en septiembre.

Las conversaciones se reanudaron en noviembre, lo que dio lugar a un acuerdo tentativo el 20 de diciembre. Las empresas, que describen el acuerdo como una fusión de iguales, dijeron que buscaban lograr un acuerdo definitivo “tan pronto como sea posible”.

Sindicatos alemanes dijeron en diciembre que Linde y Praxair, con sede en Danbury, Connecticut, habían prometido mantener las operaciones en Múnich y garantizaron que no realizarían despidos forzosos hasta el 2022. Aproximadamente 8,000 de los 65,000 empleados de Linde trabajan en Alemania.

El acuerdo prevé que los accionistas de Linde recibirán acciones de Praxair actualmente valoradas en 170.44 euros por cada una de sus acciones.

El máximo ejecutivo de Linde, Aldo Belloni, apunta a un acuerdo de fusión para finales de abril. En una carta a los accionistas antes de la reunión anual, Belloni dijo que no estaba claro si el acuerdo se llevará a cabo ya que las negociaciones no han completado.

En el caso de que el directorio esté dividido sobre el acuerdo, el presidente Wolfgang Reitzle podría emitir un voto decisivo, lo que sería inusual en las empresas alemanas. Otros miembros de la junta directiva son el ex máximo ejecutivo de Allianz SE Michael Diekmann y el presidente de Bosch, Franz Fehrenbach.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar