Importancia de implementar sistemas de Cogeneración en los procesos industriales

El uso eficiente de la energía es una gran oportunidad para el sector industrial y comercial, ya que la implementación de sistemas de cogeneración resulta ser una alternativa atractiva y sostenible.

Con frecuencia, este término se asocia solo a la producción de electricidad, pero un verdadero sistema de cogeneración corresponde a la producción simultánea de electricidad y energía térmica −por ejemplo agua caliente, vapor y aire caliente−, a partir de una misma fuente de combustible como el gas natural, petróleo, carbón y biomasa.

 

cogeneracion 1

 

La eficiencia de un sistema de cogeneración puede variar entre un 60% y 80%, incluyendo la fracción eléctrica y térmica, mientras que un sistema que solo genere electricidad puede tener una eficiencia de entre un 20% y 45%. De aquí la ventaja e importancia de utilizar un sistema de cogeneración.

En la industria, existen diferentes tipos de tecnología que pueden ser utilizadas para la cogeneración. Los equipos de combustión interna, similares al motor de un automóvil, normalmente usan gas natural y petróleo diésel como combustible.

Su potencia puede fluctuar entre 150 kW y 4.000 kW eléctricos. Otro ejemplo, son las turbinas de combustión a gas, similar a las turbinas de un avión, que se utilizan para aplicaciones industriales donde se requiere producción de vapor.

La potencia eléctrica de estos equipos puede llegar hasta los 20.000 kW.  Por último, se encuentran las turbinas a vapor, donde se pueden utilizar distintos combustibles como el carbón, biomasa y petróleo, entre otros, y la potencia de estos sistemas tiende a ser de mayor tamaño, comenzando en unos 2 MW eléctricos.

De esta forma, si una empresa posee una demanda eléctrica de unos 3 MW y a su vez tiene requerimientos de vapor de unas 10 ton/hora, se podría implementar una turbina a gas natural de unos 2 MW eléctricos y 6 ton/hora de producción de vapor. En este caso, la inversión estimada sería de unos US$5 millones y con retorno de inversión de unos cuatro a cinco años.

En la actualidad existen diversos sistemas operando y la mayoría de ellos se encuentran en plantas industriales que usan vapor en su proceso productivo, siendo la mayoría potencias instaladas entre 5 y 50 MW.

Hoy las tecnologías se encuentran disponibles, solo es necesario analizar la mejor alternativa para las instalaciones. La implementación de sistemas de cogeneración permitirá un uso eficiente de la energía, conllevando ahorros considerables, mejorando la seguridad energética de las empresas y contribuyendo a la reducción de carbono. (Autor: Luis Hinojosa).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar