“Hallazgos Clave” para el sector energético

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha publicado recientemente  el documento titulado “Cambio Climático: Implicaciones para el Sector Energético”,  correspondiente a su Quinto Informe de Evaluación, y ha encontrado los siguientes “Hallazgos Clave”:

  1. La demanda de energía está aumentando a nivel mundial, provocando que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del sector energético también aumenten. La tendencia va a continuar, impulsada principalmente por el crecimiento económico y el aumento de la población. En los últimos años, la tendencia a largo plazo de la descarbonización gradual de la energía se ha revertido, debido a un aumento en la quema de carbón.
  1. El cambio climático presenta desafíos cada vez mayores para la producción y transmisión de energía. El aumento progresivo de la temperatura, el creciente número y severidad de los fenómenos meteorológicos extremos y el cambio de los patrones de precipitación afectarán la producción y el suministro de energía. El suministro de combustibles fósiles, y la generación y transmisión de energía térmica e hidroeléctrica, también se verán afectados. Sin embargo, existen opciones de adaptación.

hallazgo clave 2

  1. Se pueden lograr recortes significativos en las emisiones de GEI mediante diversas medidas desde el sector energético. Estos incluyen la reducción de las emisiones provenientes de la extracción y conversión de combustibles fósiles, el cambio a combustibles con menos carbono (por ejemplo, del carbón al gas), mejorar la eficiencia energética en la transmisión y la distribución, el uso creciente de energías renovables y de la generación de energía nuclear, la introducción de la captura y almacenamiento de carbono (Carbon Capture and Storage, CCS), y la reducción de la demanda final de energía.

hallazgo clave 3

  1. Una decidida acción política global sobre el cambio climático podría tener importantes implicaciones para el sector energético. La estabilización de las emisiones a niveles compatibles con la meta acordada internacionalmente de una temperatura de 2 °C significará una transformación fundamental de la industria de la energía en todo el mundo en las próximas décadas, en su camino hacia la total descarbonización.
  1. Incentivar la inversión en tecnologías bajas en carbono será un reto Clave para los gobiernos y los reguladores, a fin de alcanzar los objetivos de reducción de carbono. Reducir las emisiones de GEI también trae importantes beneficios, como la mejora de la salud y el empleo, pero las medidas de mitigación del lado del suministro también conllevan riesgos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar