GE Oil & Gas introduce nueva tecnología para exploraciones offshore en Latinoamérica

GE Oil & Gas está llevando a cabo una importante inversión para desarrollar y fabricar la próxima generación de tuberías flexibles, en exploraciones offshore utilizando la tecnología Composite para crear una solución 30% más ligera que, además, permite aumentar su alcance a más de 3.000 metros de profundidad y ahorran hasta el 20 por ciento del costo total instalado.

oil-ge-1

«Los recursos offshore están en sitios cada vez más remotos y se encuentran en ambientes muy complejos y extremadamente exigentes, por lo que en el mercado se están abriendo nuevas oportunidades y existe la necesidad de equipos para aumentar la productividad y la reducción de costos operativos», mencionó Rogerio Mendonça, presidente y CEO de GE Oil & Gas en América Latina

La nueva tecnología Composite de GE Oil & Gas ofrece un proceso de instalación más sencillo y menores costos de almacenamiento y transporte.

Las tuberías han sido fundamentales para el desarrollo y el avance offshore. Un tubo sustancialmente más ligero ofrece las mismas ventajas que los tradicionales y ahorra en el costo total de instalación mediante la sustitución de componentes de acero por compuestos de fibra de carbono termoplástico no metálico, que es tan fuerte como el acero pero un  tercio más ligero.

GE reconoce la importancia de las tuberías flexibles, por lo que ha invertido $20 millones de dólares en construir un laboratorio para desarrollar tubos flexibles a la medida, para la capa pre-sal y para la exploración de petróleo en aguas profundas. «Este nuevo lanzamiento refuerza nuestro portafolio y nuestra fuerte capacidad de investigación y desarrollo en la región», indicó Mendonça.

A principios del próximo año la compañía llevará a cabo las pruebas de fatiga dinámica de flexión a gran escala para tuberías de ocho pulgadas y para el 2018 se completará el programa de pruebas que abarca tuberías flexibles de diferentes tamaños.

El desarrollo del material Composite de tuberías flexibles de GE es el resultado de un proyecto global en el cual han participado investigadores de GE en Brasil, Niskayuna (Nueva York) y Newcastle (Reino Unido). Inicialmente, serán fabricados en Newcastle, y en 2018 en la planta de GE Oil & Gas en Niteroi, Brasil.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar