Fijando los precios del petróleo ahora que la OPEP ya no los controla

La demanda de petróleo puede subir o bajar dependiendo de muchos factores como por ejemplo la industrialización y el desarrollo que han experimentado algunos países en las últimas décadas. Este factor es positivo para los países productores, ya que hay muchos aún en vías de desarrollo, que aumentarán progresivamente su demanda de esta materia prima según aumente su nivel de progreso, sobre todo, económico.

adrian

Este es el caso de China, que según estipula la AIE, podría convertirse en el primer consumidor de petróleo a nivel mundial de aquí a 2030. La demanda de crudo también está muy condicionada por los mercados financieros. Los especuladores actúan intentando adelantarse a la ley de la oferta y la demanda.

En el caso de la oferta, aunque históricamente ha estado muy condicionada por las tasas de producción fijadas por la OPEP, el grupo controlaba los precios del petróleo desde la década de 1970 hasta mediados de 1980. La OPEP ya no fija los precios del petróleo, permitiendo así que el precio sea fijado por las fluctuaciones del mercado internacional del petróleo. A pesar de que la OPEP ya no controla el precio del barril de petróleo, el grupo restringe e incrementa los niveles de producción para evitar fluctuaciones bruscas en el precio de un barril de petróleo.

Muchas de las personas que invierten en petróleo en estos intercambios en realidad nunca tienen la intención de aceptar la entrega. Sólo quieren comprar un contrato a un precio bajo y luego lo venden en un precio más alto.

Cuando la especulación entra en un mercado, entonces muchos factores nuevos entran en la estructura de precios. La incertidumbre política en alguna parte del mundo podría afectar la oferta y  hacer que el precio suba.

Las cifras de comercio de una nación consumidora tan importante como China, por ejemplo, pueden demostrar que el país se está deslizando hacia la recesión. Eso reduciría la demanda de petróleo, por tanto, el precio caería sobre todos los índices más importantes del mundo. Los países que producen más petróleo de lo que consumen, como Arabia Saudí y Rusia, quieren que el precio del petróleo suba. Los países que producen poco petróleo, como Japón e Italia, quieren que baje.

Adrián Poyo 2

En los años ochenta surgieron los mercados de derivados de petróleo, a través de la compra-venta de futuros que se contrataban en las bolsas de Nueva York (NYMEX) y Londres (IPE). Se ha expandido un tipo de mercado que funciona a través de contratos estandarizados, que se suscriben por un volumen reducido de crudo (generalmente 1.000 barriles), donde se concretan las condiciones referidas al plazo y lugar de entrega, y al tipo de producto (variedad de crudo, gasolina, diésel u otros) y en el que los participantes han de aportar garantías para hacer frente al riesgo de incumplimiento de las obligaciones de pago en la fecha de la liquidación del contrato. 

Autor: Adrián Poyo. Economista y Máster en Finanzas, Bolsa y Gestión de Inversiones. Actualmente, trabaja para la firma internacional de inversión XTB.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar