ExxonMobil sale de la lista Top Ten del Standard & Poor 500

Pedir dinero prestado para pagar dividendos es la causa de su salida, dicen los expertos

La petrolera estadounidense ExxonMobil dejó de pertenecer a la afamada lista Top Ten del Standard & Poor’s 500 Index, según la clasificación mensual de S&P, como se detalla en una nota informativa publicada hoy 2 de Setiembre por el Instituto de Análisis de Economía y Finanzas Energéticas (IEEFA).

La nota informativa, ExxonMobil’s Fall from the S&P 500 Top Ten: A Long Time Coming, informó que durante la mayor parte de agosto, la cobertura en tiempo real del S&P 500 colocó a ExxonMobil en las casillas décimo primero y décimo segundo, eliminado de los diez primeros por primera vez desde que el index se lanzó en 1957.

«Vimos a ExxonMobil pedir dinero prestado el último trimestre para pagar dividendos a los accionistas», dijo Tom Sanzillo, director de finanzas de IEEFA y coautor de la nota informativa. «Que ExxonMobil no esté en la cima del S&P es una prueba más de la disminución de la fortuna del sector».

El análisis de IEEFA señaló que era la primera vez desde el lanzamiento del índice S&P 500 que no había compañías de petróleo y gas entre los diez primeros. El sector ha pasado de su antigua posición de liderazgo, que representaba el 28% del S&P 500 en 1980, al 4,4% en la actualidad.

«En ausencia de un cambio significativo hasta finales de 2019, también será la primera vez que ExxonMobil caiga de las clasificaciones informales de las empresas más valiosas en los Estados Unidos en más de 100 años», dijo Kathy Hipple, analista financiero e información de IEEFA y coautor de la nota.

El sector energético en su conjunto se ha desempeñado en o cerca de la parte inferior del S&P por sector durante los últimos 3 años.

Durante agosto, observó IEEFA, el sector de energía obtuvo el último lugar en el desempeño del sector S&P, luego de resultados similares en 2018 y 2017 cuando se ubicó en el fondo o cerca del fondo.

“Esto no es una aberración temporal. El sector de petróleo y gas está en declive, las ganancias están disminuyendo y las opciones de inversión son problemáticas ”, dijo Sanzillo. «Esto es cierto incluso para empresas como ExxonMobil que históricamente han tenido una gran capacidad de financiación».

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar