Enersis planea comprar dos hidroeléctricas en Brasil y los activos eléctricos de Odebrecht en Perú

En pleno proceso de reorganización, Enersis tomó la decisión de salir de compras y de esta forma retomar el plan de adquisiciones de activos  en la región, con los recursos que aún tiene en su poder, tras el aumento de capital de 2012.

El lunes pasado los directorios de Enersis y Endesa analizaron la adquisición de dos unidades hidroeléctricas en Brasil que pertenecen a la empresa local Triunfo Participações e Investimentos, las que suman 307,9 MW y que fortalecerán la presencia del grupo en el negocio de generación eléctrica en ese país.

Esto, en medio de un panorama en el que han surgido importantes oportunidades en ese país, debido al complejo escenario económico que mantiene al país bajo recesión. El sector energético es uno de ellos, debido a que a diferencia de la minería u otras actividades no se ve afectado por los vaivenes de los commodities y a que además que en Brasil se proyecta una situación deficitaria en términos energéticos y, por ende, necesitará más inversión.

triunfo 2

Los activos en la mira son Usina Hidrelétrica Garibaldi, que tiene una capacidad instalada de 191,9 MW, y Usina Hidrelétrica Salto, que alcanza otros 116 MW. Ambas compañías tienen contratos de largo plazo de energía ya colocados, lo que asegura la rentabilidad de la operación y que es un punto importante en la evaluación que hace Enersis de potenciales compras fuera del país.

Garibaldi, que es operada a través de la filial Triunfo Rio Canoas, se ubica entre las ciudades de Abdon Batista y Cerro Negro, en el estado de Santa Catarina, en el sur de Brasil. La unidad entró en operaciones en septiembre de 2013,  y cuenta con derechos de aprovechamiento por 35 años, es decir, hasta 2045. La unidad genera a una potencia media de 83,1 MW para abastecer a los clientes con los que ha formado contrato, lo que corresponde a 728 GWh por año.

En el caso de Salto, la unidad se ubica entre los municipios de Caçu e Itarumã, a 380 km de la ciudad de Goiânia, en el estado de Goiás. El contrato de venta está negociado hasta 2026 mediante un PPA con su cliente principal, y genera una media de 594 GWh por año.

Por ahora no se conoce el monto de la oferta. Sí se sabe que el vehículo escogido, al menos en una primera etapa, es ENEL Brasil, sociedad en la que participan Enersis, Endesa Chile y Chilectra que, posteriormente, se definirá si se completa el proceso a través de Endesa o Enersis. Lo más lógico es que se haga mediante la matriz, pues es allí donde están radicados los recursos remanentes del aumento de capital.

Activos eléctricos de Odebrecht en Perú

Pero no es el único país que está en la mira. Altas fuentes de Enersis confirmaron que están evaluado en una etapa preliminar  la adquisición de los activos eléctricos de la brasileña Odebrecht en Perú, concretamente de su filial Odebrecht Energía.

triunfo 1

En ese país, la empresa está desarrollando la central hidroeléctrica Chaglla, en el departamento de Huánuco, centro del Perú, que involucra una inversión estimada en US$1.200 millones, para una potencia instalada de 456 MW y una generación anual de 2.750 GWh por año, lo que representa un factor de planta del 68%.

La central albergará 2 unidades con una capacidad de 225 MW cada una; la construcción y puesta en operación de la Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH) de 6 MW al pie de la presa; y la construcción de la Línea de Transmisión de 220 kV que proveerá la energía generada al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), señala en su sitio web la filial peruana de la empresa brasileña. Esta central está en su última etapa de construcción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar