El mundo y los negocios necesitan energía

.

Enel Green Power inaugura invernadero geotérmico del alga spirulina


Enel Green Power (EGP) inauguró recientemente el primer invernadero en el mundo con suministro de energía geotérmica para el cultivo de alga Espirulina gracias a la energía renovable proveniente de la central eléctrica Chiusdino, en la provincia de Siena, Toscana.

El proyecto fue posible gracias a un convenio firmado en enero por EGP y el Consorzio per lo Sviluppo delle Aree Geotermiche (Co.Svi.G. o Consorcio para el Desarrollo de Áreas Geotérmicas) para actividades experimentales con recursos geotérmicos para el cultivo de algas.

Foto Referencial

EGP y Co.Svi.G, invirtieron cada uno aproximadamente 100,000 euros en el proyecto. El objetivo de la iniciativa es mostrar el potencial del calor geotérmico en sectores no relacionados con la generación eléctrica, al mismo tiempo que se busca crear nuevos puestos de trabajo compatibles con el medio ambiente y generar oportunidades de ingresos.

Se espera tener los resultados de este proyecto piloto a principios del verano del 2018. El calor que se requiere para el desarrollo de las algas en el invernadero experimental de 125 m2 es un producto derivado de las actividades de generación geotérmica de EGP, evitando así la necesidad de construir una instalación térmica para el invernadero.

Un intercambiador de calor recibe el agua caliente de la central geotérmica Chiusdino y la transfiere a los tanques del invernadero donde crecen las algas a una temperatura óptima entre 25º y 35º C.  La Universidad de Florencia y el Consejo de Investigación Nacional de Italia (CNR) también participaron en el proyecto de cultivo de algas.

El cultivo de Espirulina tiene gran valor comercial con una producción mundial que asciende a aproximadamente 90,000 toneladas al año, la cual se concentra de manera casi exclusiva en Asia (fuente: FAO), y es esencial para la producción de ciertos bienes de alto valor agregado que son captados por mercados nicho en los Estados Unidos (ingredientes de alimentos, comida saludable, biocombustibles, cosméticos y productos farmacéuticos).

La central de energía geotérmica en Chiusdino, inaugurada en el 2011, cuenta con una capacidad instalada de 20 MW y puede generar más de 150 millones de Kwh al año, lo cual equivale al consumo de electricidad de 70,000 hogares. La energía renovable generada por la central puede evitar la emisión de aproximadamente 100,000 toneladas de CO2 y generar un ahorro de 32,000 TOE (toneladas de equivalente en petróleo) al año.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *