El acceso rural a la energía en Latinoamérica no es un problema de dinero

Para Miguel Fernández, CEO de Energética Bolivia, el acceso universal a la energía en Latinoamérica rural tomará aún mucho más tiempo no porque no haya dinero sino por las dificultades geográficas de la región y que muy bien podría cubrirse con sistemas fotovoltaicos de tercera generación.

A esta conclusión arribó al comprobar que pese a que ya tienen cubierto el 90% de sus respectivos territorios desde la década de los 90, países como Colombia, Chile, Argentina y Brasil, no pueden cerrar la brecha del 10%  a causa precisamente de las dificultades para llegar a los lugares más alejados.

Miguel_Fernandez_Energetica

“El acceso universal tomará más tiempo y hay que tomar medidas ahora, pues 34 millones de personas (el 5% de la población de América Latina) reclaman acceder a los beneficios de la electricidad”, indica.

En el caso de Bolivia –manifiesta- sólo se han instalado 20 mil sistemas fotovoltaicos que benefician a igual número de familias, pero “nos faltan 220 mil” que esperan instalarlos hasta el año 2025.

Para ello aboga por la utilización de lo que él mismo denomina “sistemas fotovoltaicos de tercera generación” que usan lámparas LED, baterías de menor peso y gran capacidad de almacenaje ya disponibles en el mercado.

Las opiniones de Fernández fueron expuestas durante el evento “Jornada sobre Acceso Universal a la Energía y Cambio Climático” organizada por Acciona Microenergía, Fondo Multilateral de Inversiones del BID, Agencia Española de Cooperación Internacional y la Fundación CEDDET, realizado el pasado mes de diciembre en Lima.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar