EE.UU. podría estar frente a una larga era de gas natural barato

Estados Unidos puede tener mucho más gas natural de lo que nadie imaginaba, todo rentable y de fácil extracción, pese a lo bajo que han caído los precios.

Comstock Resources Inc. y Chesapeake Energy Inc. son algunas de las compañías que explotan pozos experimentales en el estado de Luisiana.

Esos pozos son altamente lucrativos gracias a la combinación de técnicas modernas de perforación y el enorme volumen de combustibles fósiles que puede ser extraído de la tierra.

La clave está en la aplicación de versiones expandidas de las técnicas de perforación horizontal y fracturación hidráulica empleadas en otras partes del país. Esta versión extiende por varios centenares de metros las excavaciones laterales de los pozos y bombea en ellas enormes volúmenes de arena, químicos y agua para hacer salir más hidrocarburos a la superficie.

Los impresionantes resultados se limitan hasta ahora a una pequeña área de Luisiana cerca de la frontera con Texas. Pero si las técnicas se aplican con éxito a lo largo de la formación de esquisto Haynesville, una gigantesca cuenca gasífera que se extiende por casi 200 kilómetros en los dos estados, los expertos auguran que EE.UU. podría estar frente a una larga era de gas natural barato.

Natural gas sits in storage tanks at the Amerada Hess gas processing plant adjacent to the Henry Hub, a facility operated by Chevron Corp. subsidiary Sabine Pipe Line LLC, in Erath, Louisiana, U.S., on Thursday, Aug. 26, 2010. Natural gas futures fell to an 11-month low after an Energy Department report today showed that U.S. stockpiles rose more than forecast last week. Henry Hub is the delivery point for New York Mercantile Exchange (NYMEX) natural gas futures contracts. Photographer: Derick E. Hingle/Bloomberg

“Hay una gran probabilidad de que Estados Unidos disfrute de muy bajos precios del gas durante mucho tiempo, tal vez 20 años”, dijo Mark Papa, quien sigue de cerca las explotaciones en la cuenca de Haynesville como socio de Riverstone Holdings LLC, una de las mayores firmas de private equity enfocadas en el negocio de la energía.

Este yacimiento produce 8% de todo el gas natural de EE.UU., lo que lo convierte en el segundo más grande después de la formación Marcellus, en el noreste del país. Debido a que está ubicado en Luisiana, cerca de varios gasoductos, puertos y consumidores industriales, el alza en la producción de gas en Haynesville tendría un gran impacto en los precios del combustible en todo el país.

El precio del gas natural es un dato relevante porque este combustible es cada vez más importante para la economía estadounidense. También es fundamental para los esfuerzos del gobierno de Barack Obama de reducir las emisiones de dióxido de carbono en la generación eléctrica. Durante la última década, el consumo de gas en Estados Unidos ha aumentado a una tasa anual de 2,4%, mientras que la demanda de carbón ha caído 2,7% y la del petróleo en menos de 1%, según la Administración de Información de Energía. Actualmente, el gas genera 30% de la electricidad y calefacciona a cerca de la mitad de los hogares del país.

En 2007 y 2008, cuando los precios del gas alcanzaron brevemente US$ 13 por millón de unidades térmicas británicas (BTU, por sus siglas en inglés), Haynesville se convirtió en un sitio de perforación muy popular entre las empresas estadounidenses de energía. Los gobiernos locales de Luisiana disfrutaron de un auge gracias a la recaudación tributaria.

gas natural 1

El gas de esta región está encerrado en rocas profundas y calientes, por lo que es relativamente caro de producir. En 2009, cuando los precios del combustible cayeron por debajo de US$ 4 por millón de BTU, las empresas mudaron sus plataformas de perforación a otra parte. Algunas se fueron a Dakota del Norte y Texas en busca de petróleo más lucrativo; otras a Pennsilvania, donde el gas de la formación Marcellus tenía un menor costo de producción.

Pero algunas empresas nunca se fueron y siguieron perforando un puñado de pozos cada año. Recientemente, Comstock, Chesapeake y Vine Oil & Gas LP perforaron pozos en Haynesville, lo cual sugiere que el gas es económico para explotar aún a los bajos precios de hoy.

Los directivos de Comstock dijeron en agosto a los inversionistas que podrían obtener un retorno de 30% sobre sus nuevos pozos, incluso con el gas a US$ 2,50 por millón de BTU. La compañía de Frisco, Texas, planea perforar más pozos dentro de Luisiana que en Eagle Ford, una formación de esquisto rica en petróleo del sur de Texas.

Desde que trascendió la noticia de sus nuevos pozos en Haynesville, el precio de las acciones de Comstock se ha triplicado.

Los costos de la fracturación hidráulica, el proceso de bombeo a alta presión de agua, arena y químicos para liberar los combustibles fósiles de las formaciones rocosas, han caído durante el último año. Esto es particularmente evidente en Haynesville, formación clasificada por el gobierno de EE.UU. como el segundo mayor yacimiento de gas de EE.UU. después de Marcellus.

“Este es un ejemplo brillante de cómo el costo del suministro sigue bajando”, dice Robert Clarke, director de investigación de Wood Mackenzie, una consultora de energía. Los nuevos pozos en Haynesville están produciendo más gas, son más grandes y se están perforando más rápidamente, observó.

Papa, el ex presidente ejecutivo de EOG Resources, dijo que el gas abundante y barato tendrá un profundo impacto en los mercados de generación de energía y en la economía en general. “El poder de la historia del gas natural en la economía de Estados Unidos sigue siendo subestimado”, dijo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar