El mundo y los negocios necesitan energía

.

EE.UU. planea sanciones contra la industria petrolera de Venezuela a causa de elecciones


(02 Agosto 2017) El gobierno estadounidense está discutiendo las sanciones contra la industria petrolera de Venezuela después de las elecciones de la Asamblea Constituyente del domingo 30 de julio reciente, que el embajador de Washington en la ONU, Nikki Haley, calificó de “farsa”.

Según Reuters es improbable que medidas punitivas incluyan una prohibición a las exportaciones venezolanas de petróleo, pero podría implicar la suspensión de las exportaciones estadounidenses de crudo ligero al país sudamericano.

El gobierno de Trump ya anunció una nueva ronda de sanciones contra 13 altos funcionarios del gobierno venezolano la semana pasada. Cuando la nueva ronda se hará pública sigue siendo poco clara. Existe la opción de retrasar las sanciones en caso de que la situación en Venezuela siga aumentando. Asimismo, según las fuentes, el momento y la severidad de las medidas tratarán de evitar que el pueblo venezolano sufra más y proteja los intereses económicos de Estados Unidos.

Si Estados Unidos deja de importar petróleo venezolano, las refinerías de la Costa del Golfo tendrán una grave escasez de pesado grosero en sus manos y tendrán que encontrar fuentes alternativas con urgencia, lo que impulsaría bruscamente los precios de la gasolina.

 La suspensión de las exportaciones estadounidenses de crudo ligero a Venezuela es una opción más viable: PDVSA importa crudo de Estados Unidos para mezclarlo con sus pesadas mezclas para fabricar productos petrolíferos. Durante los primeros cuatro meses de este año, PDVSA importó cerca de 18.750 bpd de crudo estadounidense a través de Curazao. Esto no es una cantidad enorme, pero cortarla haría la vida más difícil para la compañía estatal de petróleo hasta que encuentre una alternativa.
La votación de la Asamblea Constituyente, convocada por el presidente Nicolás Maduro para enmendar la constitución, que muchos ven como un intento por consolidarse en el poder, registró una tasa de participación de 41,53 por ciento o 8 millones de votos, según Xinhua.
Además de Estados Unidos, los vecinos de Venezuela, como Perú, Chile, Argentina y Brasil, también han instado a Maduro a no seguir adelante con la Constituyente, sino a centrarse en el diálogo con la oposición.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *