Cumbre de París: Más del 50% de las inversiones mundiales en energía va hacia sistemas renovables

El Foro Económico Mundial encuesta anualmente a altos ejecutivos de la industria, la ciencia, la sociedad y la política de todo el mundo, en torno a la probabilidad de incidencia y posible impacto de riesgos globales en un horizonte de una década.

En un centenar de cuartillas, el Informe de Riesgos Globales 2016 resume la valoración de casi 750 expertos sobre 29 de estos peligros. El fracaso de la política mundial de mitigación y adaptación al cambio climático ha sido evaluado esta vez como el riesgo con el impacto potencialmente más nefasto.

Es la primera vez, desde la edición pionera del informe en 2006, que un riesgo ambiental se coloca en la cima de este ránking. Le siguen los peligros que emanan de las armas de destrucción masiva, las crisis del agua, las migraciones involuntarias a gran escala y un importante shock en el precio de la energía.

clima 0

Para los expertos, el cambio climático –que en términos de probabilidad se ubicó tercero, detrás de las migraciones involuntarias y los fenómenos meteorológicos extremos− está vinculado con muchas otras crisis. Si el mundo no logra mitigar y adaptarse al cambio climático, la crisis del agua puede empeorar; la producción agrícola y la seguridad alimentaria se verían afectadas; los conflictos y crisis sociales, azuzados; las migraciones involuntarias, desencadenadas.

Planificación de contingencias

Según el informe, los países más directamente afectados serían, sobre todo, países de África, Latinoamérica, Asia, el sur de Europa, así como Estados Unidos y Australia. Estos tendrían con contar con pérdidas de cosechas significativas. El documento cita al respecto al Instituto de Recurso Globales (World Resources Institute) de Washington, que pronostica pérdidas del 5 al 50 por ciento de las cosechas actuales, en el caso de un calentamiento de alrededor de tres grados centígrados.

El conocimiento de estas interconexiones debe ayudar a los decisores, de acuerdo con los autores del reporte, en la planificación de contingencias y la priorización de áreas de acción: “Sabemos que el cambio climático está exacerbando otros riesgos como las migraciones y la seguridad, pero estas no son las únicas interconexiones que evolucionan rápidamente y tienen un impacto a menudo impredecible en las sociedades”, afirma Margareta Drzeniek-Hanouz, directora de competitividad y riesgos globales del Foro Económico Mundial, quien recomienda tomar medidas de mitigación y adaptación frente a estos riesgos.

Consecuencias para la economía mundial

Por otro lado, el cambio climático exacerba riesgos no solo asociados a las crisis del agua o la escasez de alimentos, sino también a la reducción del crecimiento económico y el debilitamiento de la cohesión social, advierte Cecilia Reyes, Jefa del Departamento de Riesgos de la aseguradora Zurich Insurance Group y coautora del informe. “Al mismo tiempo, la inestabilidad geopolítica expone a las empresas a proyectos cancelados, licencias rechazadas, interrupciones en la producción, activos dañados y restricción de los movimientos transfronterizos de capital”, agrega.

El acuerdo de París cambiará el mundo, los mercados reaccionarán, pronostica el informe.

Acuerdo climático: una luz…

Como esperanza, el documento resalta el acuerdo climático de París: “un giro histórico, un reconocimiento colectivo” del peligro que “envía señales inequívocas a los mercados globales”, aseguran los autores. La expectativa: “que se liberen miles de millones de dólares” para cambiar la insostenible tendencia actual.

De muy positivo valora el reporte igualmente el giro en el sector energético, que las energías renovables ya sean competitivas en todo el mundo y que más de la mitad de las inversiones de la industria energética mundial estén efectuándose en tecnologías respetuosas con el medio ambiente. Gracias al acuerdo de París, espera el Informe de Riesgos Globales 2016, “la próxima generación de soluciones e innovaciones” podrá desarrollarse.

Diez aspectos a tener en cuenta

clima 1

1.- Usar menos carbón, gas y petróleo

La mayoría de los gases invernadero vienen de las centrales energéticas, de la industria y del transporte. La calefacción de edificios causa un 6% de las emisiones globales. Quien usa energía eficiente y ahorra carbón, gas y petróleo, está protegiendo activamente el clima del planeta.

clima 2

2.- Producción propia de electricidad limpia

La electricidad ya no tiene que salir de las centrales de carbón, petróleo y gas. Ya hay alternativas que hasta son más baratas. La electricidad se puede producir fácilmente, incluso en cantidades mayores a las necesarias. Por ejemplo, con celdas y módulos solares sobre los techos con una tecnología que hace tiempo está disponible en el mercado.

clima 3

3.- Cooperar con las buenas ideas

Cada vez más comunas, empresas y cooperativas invierten en energías renovables y venden electricidad limpia. Este parque solar pertenece a la compañía Saerbeck, un distrito alemán de 7.200 habitantes que produce más electricidad de lo que necesita y es un ejemplo. Aquí, una delegación de EE. UU. la visita.

clima 4

4.- No financiar a empresas que dañen el clima

Cada vez más ciudadanos, fondos de jubilaciones, seguros, universidades y ciudades retiran su dinero de empresas que trabajan con energías fósiles. Münster es la primera ciudad que se unió al «Divestment», un movimiento al que pertenecen 57 ciudades del mundo. Este movimiento global ganó tanta dinámica porque todos pueden participar.

clima 5

5.- Viajar en bicicleta, ómnibus y tren

Las bicicletas, el ómnibus y los ferrocarriles ahorran mucho C02. En comparación con el automóvil, un viaje en ómnibus es cinco veces más favorable al clima, y un viaje en tren hasta 15 veces más. Las ciudades que disponen de ciclovías y carriles especiales para los buses son las que más contribuyen con la protección del clima.

clima 6

6.- No volar en avión si no es necesario

Volar es tremendamente dañino para el clima. Los hechos demuestran el dilema: para cumplir con los objetivos climáticos, actualmente cada habitante de la Tierra debería producir por año en promedio un máximo de 5,9 toneladas de CO2. Un vuelo de ida y vuelta entre Berlín y Nueva York produce por persona 6,5 toneladas.

clima 7

7.- Comer menos carne

También la agricultura es un problema. En el cultivo del arroz y en los estómagos de los vacunos y ovinos se genera el gas metano, muy perjudicial para el clima. La ganadería y el consumo de carne, que cada vez aumenta más, son puntos críticos debido a la enorme demanda de soja para alimentar a los animales. Para el cultivo de la soja se desmontan bosques y selvas enteras.

clima 8

8.- Comprar alimentos biológicos

El gas hilarante daña el clima en gran medida. Su porcentaje en las emisiones globales está en un 6%. Se produce en centrales energéticas y por el uso de motores, pero sobre todo por el empleo de abonos artificiales en la agricultura industrializada. En la agricultura ecológica esos abonos están prohibidos, y eso ayuda a proteger el clima del planeta.

clima 9

9.- Construir y consumir de manera sostenible

En la producción de cemento y hierro se produce mucho CO2. Por el contrario, el cultivo de madera y caña de bambú lo frena. La elección consciente de materiales de construcción contribuye con el clima, y lo mismo vale para el consumo. No es necesario seguir usando vasos plásticos que van a parar por millones a la basura todos los días.

clima 10

10.- Asumir nuestra responsabilidad por el clima

¿Cómo se puede evitar la emisión de gases invernadero para que las futuras generaciones puedan vivir sin catástrofes climáticas? Estos alumnos están fascinados por las energías limpias y la ven como una esperanza para un futuro en un planeta al que todos cuidemos. Cada uno de nosotros puede ayudar a que así sea.

Fuente: DW – Autor: Gero Rueter

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar