Compañías brasileñas de distribución eléctrica están en la mira de italiana Enel

(12 Abril 2017) Enel SpA se está preparando para hacer una oferta por compañías de distribución de electricidad en Brasil, conforme busca ampliar su participación en el mercado de consumo en la mayor economía de América Latina.

La mayor empresa italiana de servicios públicos está interesada en adquirir dos o tres empresas de la estatal Eletrobras, dijo el presidente ejecutivo, Francesco Starace, en una entrevista en Nueva York. Eletrobras planea vender seis compañías en el cuarto trimestre.

Enel ofreció 2,190 millones de reales (US$ 703 millones) para comprar la mayor compañía de distribución de Eletrobras en noviembre, una prima de 28% para Celg-D. Actualmente, atiende a unos 10 millones de clientes en Brasil, según Starace, y está tratando de expandirse en el país a medida que se aleja de las tradicionales centrales de energía de combustibles fósiles para concentrarse en la energía renovable y la distribución.

Eletrobras quiere vender todas sus compañías de servicios públicos para aliviar una carga de deuda de unos 46,000 millones de reales.

“En un país de este tamaño, si no se va más allá de los 10 millones de clientes, existe el riesgo de no ser lo suficientemente eficaz”, dijo Starace. Enel ha dicho que planea invertir hasta US$ 7,500 millones en América Latina luego de reorganizar sus operaciones en la región.

Eletrobras planea concluir en junio una evaluación de las seis empresas que planea vender a finales de este año. Están en las regiones del norte y del noreste de Brasil y juntas distribuyen energía a cerca de 4.3 millones de personas.

“En la mayoría de las empresas de distribución de Eletrobras hay valor”, dijo Starace. “Estamos tratando de hacer algunas elecciones geográficas. Queremos las que están más cerca de donde ya estamos”.

Celg-D de Enel, en el estado de Goiás, atiende a más de 2 millones de clientes. La compañía italiana cuenta con otros dos distribuidores, en el estado de Rio de Janeiro y en el noreste del estado de Ceará, que entregan energía a más de 7 millones de personas.

Starace ve una consolidación de la industria eléctrica de Brasil conforme se ponen activos a la venta. Las empresas de servicios públicos se están despojando de activos después de que su deuda aumentó en medio de la más profunda recesión de dos años en más de un siglo en el país, la misma que estrujo los mercados de crédito e hizo más difícil para ellos refinanciar.

Vista nocturna de Sao Paulo, Brasil

“Creemos que es muy probable que después de esta temporada de ventas de compañías de distribución surjan entre cuatro o cinco grandes grupos”, dijo. “Queremos que Enel sea uno de ellos. El más grande o el segundo más grande, no importa”.

AES Eletropaulo, la unidad de AES Corp en São Paulo, también está en el radar de Enel. AES espera recaudar al menos US$ 500 millones este año con ventas de activos, y la previsión del 2017 de la compañía con sede en Arlington, Virginia, incluye desconsolidar Eletropaulo. Enel ya intentó adquirir otra unidad de AES en Brasil en junio, AES Sul, y perdió contra CPFL Energia SA.

“Eletropaulo es un activo interesante”, dijo Starace. “No sabemos lo que realmente va a pasar desde el lado de AES. Hay una indicación implícita, no una acción pública que están poniendo esto a la venta. Y sabemos que otras compañías de distribución van a ser ofrecidas en el mismo período de tiempo y así tendremos que priorizar”.

(Bloomberg)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar