Chilena Abastible adquiere negocio de gas licuado de Repsol en Perú y Ecuador

Aunque la internacionalización de Abastible comenzó hace cinco años con el ingreso en Colgas en Colombia, este año la empresa del grupo Angelini se puso pantalones largos en su expansión regional y cerró un acuerdo para adquirir las cadenas de gas licuado de petróleo (GLP) de Repsol en Perú y Ecuador,  en una transacción que implica un pago en efectivo de US$ 264 millones más la deuda de las firmas, totalizando US$ 335 millones.
Con esta operación, la empresa de gas se triplica en volumen de operación, pasa a tener la mayor parte de sus ventas en el exterior y se convierte en el primer actor de Hispanoamérica en el rubro -el tercero al incluir a Brasil, donde están las compañías más grandes de la región- con perspectivas de extenderse a un quinto o sexto mercado a nivel regional. “Esta compra es un gran paso para Abastible”, resume Joaquín Cruz, quien desde hace un año es el gerente general de la compañía.
Abastible 1

Las negociaciones con la hispana se iniciaron hace más de 90 días, cuando la firma petrolera abrió un proceso de venta de parte de sus empresas en A. Latina. “Nos interesaron los activos que Repsol vendía, porque, en el caso de Perú, es un mercado que crece a tasas de 6% a 7% anual, un crecimiento súper importante en este rubro”, explica el ejecutivo.

Cruz detalla que en Chile y Colombia ya administran las marcas con más penetración y mejor evaluadas -Abastible y Colgas, respectivamente- y que la hispana les ofrecía “las marcas con la mayor representación de mercado y mejor reputación, como son Solgas en Perú y Duragas en Ecuador, lo que calza muy bien con nuestra estrategia, porque quedamos con las marcas líderes del mercado en los cuatro países en que operamos”.

En Chile, Ecuador y Colombia la firma concentra el 37% del total de las ventas de gas licuado de cada país, mientras que en Perú posee el 26%.

Para administrar las compañías en el extranjero, la firma de Angelini creará una filial, Abastible Internacional, adelanta el máximo ejecutivo del naciente imperio del gas en Latinoamérica.

Cruz precisa que el acuerdo con Repsol en Perú ya se cerró y prevén hacerse cargo de la administración el 1 de junio próximo. En Ecuador deben contar con el visto bueno de la autoridad antimonopolios. “No esperamos ningún problema, porque no tenemos presencia en gas licuado en ese país”, comenta el ejecutivo.

¿Otro mercado en vista? “Conceptualmente, es parte de nuestra estrategia crecer, lo que se puede hacer tomando operaciones en otros países y mercados de la región, por lo que no descartamos ninguna opción que se pueda presentar”, afirma Cruz. “México y Brasil son muy grandes en gas licuado, Argentina es más grande que Chile”, agrega, al precisar qué países están bajo su mirada.

Comprar activos es, para Abastible, la estrategia más segura de ingresar a otra nación. “Es muy difícil entrar de cero con una operación en mercados donde hay empresas y marcas posicionadas”, explica el máximo ejecutivo de Abastible. “Tiene toda la lógica económica entrar a un nuevo país comprando algo y luego hacerlo crecer”, reitera.

abastible 2

La incursión en el exterior de la firma de Angelini no se debe a la falta de oportunidades en Chile, sino que definieron una estrategia de crecimiento diversificada, explica Cruz. De hecho, el ejecutivo asevera que “la única empresa que en los últimos seis años ha ganado participación de mercado en Chile es Abastible”. La firma planea invertir en Chile US$ 30 millones en mantener la operación actual.

Según datos de la compañía, han logrado aumentar su participación en el negocio de gas licuado doméstico de 32% a 37% en seis a ocho años, pese a que este sector crece a tasas muy bajas, de 0,7% a 1% anual, y a que la presencia del gas licuado en los hogares es altísima, de sobre el 90%.

Abastible, dice Cruz, crece en ventas a una tasa que duplica a la del mercado. La estrategia en Chile es densificar el consumo, pero la dificultad mayor es que este energético compite mano a mano con muchos combustibles. En los segmentos de ingresos bajos y medios, el balón de gas pelea con la leña, que es gratis, o la parafina, de costo muy parecido. Y en los sectores de más poder adquisitivo, la lucha es con el gas natural de red, como Metrogas -firma en la que también participa el grupo Angelini-, GasValpo o Intergas.

Joaquín Cruz dice que el gas natural se enfoca al mercado del 15% de hogares de mayores ingresos, por lo cual el foco de Abastible no es apuntar a este segmento, sino al 85% restante. “El gas natural es rentable en los hogares de altos ingresos y con grandes consumos: una casa grande, con una central de calefacción”, estima.

El consumo promedio de gas licuado es de 22 kilos (un balón de 15 kilos y medio al mes), es decir, unos $21.000 aproximadamente, y por eso, a juicio del gerente de Abastible, “el gas licuado es el combustible más idóneo para la mayoría de los hogares”.

Por eso la competencia de la compañía es para reemplazar a la leña, que es el principal combustible para el 40% de la población del país, en especial desde la Región Metropolitana al sur y que contamina 500 veces más que el gas.

Cogeneración y energía solar

Otro de los pilares de crecimiento es la innovación. En este sentido, Abastible selló una alianza con la estadounidense Capstone, para implementar equipos que producen a la vez electricidad y calor útil, en un solo proceso usando como combustible gas licuado.

Otra innovación es el gas automotriz, que el año pasado creció 15% en ventas, destaca el ejecutivo. Cruz resalta que para un taxista, pasarse de gasolina a gas supone un ahorro diario de entre $5.000 y $7.000 en combustible.

Aunque hoy la empresa apunta a masificar este energético en la locomoción colectiva, Abastible también espera que si se logra aprobar la homologación en los autos particulares, este negocio despegue.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar