Campo Rubiales pasó a ser manejada por estatal colombiana Ecopetrol

La petrolera estatal colombiana opera desde el pasado viernes 1 de julio el yacimiento más importante del país, el campo Rubiales. Y no ha sido un proceso ni fácil ni rápido, y ha tenido consecuencias tanto para Ecopetrol, de la que se puso en duda si sería capaz de sacar adelante la producción de este yacimiento, como para Pacific, la petrolera que lo operaba hasta ahora y que tuvo que borrar hasta el Rubiales de su nombre corporativo.

Hace ocho meses que la junta directiva de Ecopetrol decidió que fuera la estatal la que asumiera la operación del campo Rubiales, pero los rumores llevaban más tiempo oyéndose.

rubiales 2

Rubiales fue clave para que el país alcanzara el millón de barriles de producción, pero en la actualidad ha caído más del un 30 por ciento en tasa interanual. De hecho, el declino de la producción fue una de las razones que llevó Ecopetrol a decidir no ampliar el contrato que tenía con Pacific y hacerse cargo de la operación del yacimiento.

Según los datos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la producción del campo Rubiales entre enero y abril de este año se situó en los 147.200 barriles diarios. En 2013, alcanzó su máximo de producción, con 208.700 barriles al día, un nivel que bajó a 163.600 barriles diarios en 2015.

La compañía no sólo intentará revertir esta situación, que, por el momento, le permitirá sumar 65.000 barriles diarios a su producción, sino que también verá como se incrementan sus ingresos brutos, entre el 45 y el 50 por ciento en los próximos años.

rubiales 3

Además, también aumentaría el nivel de regalías. Hasta hoy, por cada 100 barriles que se producen en Rubiales, 20 eran de regalías, 46 de Ecopetrol y 34 de Pacific. A partir del viernes 1, el 32 por ciento serán para regalías y el 68 por ciento permanecerá en manos de Ecopetrol.

El cambio en la operación del yacimiento no sólo tendrá consecuencias para Ecopetrol, también para Pacific, que sigue sufriendo las consecuencias de la caída de los precios del petróleo y de la pérdida del campo Rubiales. La nueva situación llevó a la compañía a buscar un futuro más allá de Colombia, que pasaba, entre otras medidas, por pujar por los campos de la Ronda Uno de México.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar