Caída de precios del petróleo empuja a empresas hacia un esquema de desinversiones

Las empresas del sector petrolero se verán abocadas a acometer nuevas desinversiones y reestructuraciones de deuda para hacer frente a la continuada caída de los precios del crudo, según el informe Oil and Gas M&A Outlook de A.T. Kearney.

El informe indica que el abaratamiento del petróleo conducirá no solo a las petroleras, sino también a las gasistas, a buscar compradores en el mercado para reestructurar la deuda. Este año se presenta como crucial para todas las empresas del sector.

Ante el escenario actual, las compañías intentarán complementar las duras reducciones de costos y capital con la ejecución de desinversiones, y como parte de este proceso se producirá previsiblemente alguna fusión.

upstream

Las empresas del petróleo y gas, cuyos balances se encuentran dañados por el desplome del petróleo, tendrán que desprenderse de activos y buscar socios que les den liquidez antes de quedarse sin opciones de financiamiento. Las que gocen de mejor posición financiera podrán aprovechar oportunidades en reservas y fusiones.

“Habrá muchas oportunidades para los compradores potenciales y esperamos ver un aumento de activos y empresas en venta”, afirma el socio responsable de la Práctica de Energía de A.T. Kearney a nivel global, Richard Forrest.

“Además de reducir costes e inversiones, el imperativo actual para la supervivencia es reforzar el balance general, mediante inyecciones de capital de los accionistas, refinanciación de la deuda y venta de activos”, añade por su parte el socio responsable de Energía en la Península Ibérica, Víctor M. Pérez.

La firma indica que, durante el año pasado, el valor de la actividad de ‘upstream’ bajó un 13%. Si se excluye el impacto de la operación de Shell y BG, la caída habría llegado al 54%.

El informe prevé además que la geopolítica jugará un gran impacto en la actividad de fusiones y adquisiciones, dado que la austeridad fiscal limitará las operaciones en Oriente Medio, mientras que en China habrá operaciones con criterio de oportunidad conforme a las directrices del Gobierno del país.

En estos momentos, el crudo Brent, de referencia en los mercados europeos, baja un 1,64%, hasta los US$ 44,31. Por su parte, el West Texas, de referencia en EEUU, retrocede un 1,92%, hasta los US$ 42,83.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar