Argentina sube sus tarifas de electricidad en 500 por ciento

Desde el jueves 4 de febrero comenzaron a regir en Argentina aumentos superiores al 500 por ciento en el servicio de electricidad y el Ministro de Energía argentino, Juan José Aranguren, confirmó que en las próximas semanas se anunciarán aumentos en otros servicios,

La autoridad aseguró que la estrategia general del gobierno es «cuidar el bolsillo de los argentinos” para tomar en cuenta el impacto en el presente y en el futuro de la crisis energética que sufre el país.

aranguren

El incremento de los precios, explicó, se debió a una década de desinversión “que hoy estamos pagando con una capacidad de generación que está limitada y una calidad del servicio que también termina afectando el bolsillo de los usuarios».

Con las alzas, el gobierno argentino pretende ahorrar cuatro mil millones de dólares en subsidios, que prometió aplicará en inversiones para mejorar el servicio.

Con esta alza, los usuarios que pagaban 25 pesos mensuales (alrededor de 1.7 dólares), ahora deberán cubrir hasta 158 pesos (poco más de 11 dólares), aunque podrán ser beneficiados con descuentos si consumen menos energía eléctrica.

En diciembre último el titular de Energía destacó el ahorro que obtendrá el Estado por la quita parcial del subsidio a la generación (centrales eléctricas) y la distribución (Edenor y Edesur). Haciendo cálculos dijo que en 2015 el Estado pagó 9800 millones de dólares por subsidio a la generación y este año, tras las modificaciones en el esquema de pagos, el subsidio se reduce a 5800 millones de dólares. El ahorro de 4000 millones quedará a cargo de los usuarios de todo el país, que lo pagarán con el aumento de tarifas.

Con respecto a la distribución, Aranguren indicó que en 2015 el Estado afrontó transferencias a favor de Edenor y Edesur (las distribuidoras del resto del país tienen regulación y regímenes locales) por 10.400 millones de pesos, que complementaban el pago de los usuarios por 4200 millones de pesos en concepto de “valor agregado de distribución” (la retribución a las prestadoras de ese servicio). En 2016, con el nuevo esquema tarifario, el Estado dejará de pagarle a las distribuidoras.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar