El mundo y los negocios necesitan energía

.

Arabia Saudí convierte a Aramco, su joya petrolera, en una empresa de capital conjunto


Arabia Saudí ha cambiado el estatus de Aramco, transformando la compañía en una empresa de capital conjunto desde el 1 de enero de 2018, una medida clave de cara a la oferta pública inicial (OPI) con la que espera debutar en Bolsa este año.

La venta de hasta un 5% de Saudi Aramco, que se concretaría en el segundo semestre de 2018, es una pieza central de ‘Visión 2030’, el ambicioso plan de reformas que busca reducir la dependencia del petróleo del reino. El plan es promovido por el príncipe heredero Mohammad bin Salman.

Dicha modificación, que se publicó en el boletín oficial del reino, el mayor exportador mundial de petróleo, es un requisito para las empresas locales antes de empezar a cotizar en Bolsa, dijo a Reuters una fuente de alto rango de Aramco.

“Como medida normal en el proceso preparatorio para una salida a Bolsa en Arabia Saudí, Aramco se ha convertido en una empresa de capital conjunto”, dijo la fuente, añadiendo que, de este modo, “se establece el marco de trabajo para permitirle a futuros inversionistas mantener acciones en la empresa junto con su socio, el Gobierno”.

Amin Nasser, presidente de la compañía estatal Saudi Aramco.

El anuncio demuestra el avance del proceso de la operación de salida a Bolsa -que podría recaudar hasta 100.000 millones de dólares (83.087 millones de euros), siendo la mayor en la historia-, aunque el mercado había especulado que podría demorarse o suspenderse.

Aramco tiene un capital desembolsado de 60.000 millones de riyales (13.295 millones de euros), dividido en 200.000 millones de acciones ordinarias, según los estatutos de la empresa publicados en el boletín oficial saudí. El Gobierno se mantendrá como accionista mayoritario y tendrá la última palabra sobre la producción.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *