El mundo y los negocios necesitan energía

.

Adjudicación de nueva concesión del Gasoducto Sur Peruano será en primer trimestre del 2018


(19 Abril 2017) El ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, informó ayer que en el transcurso del primer trimestre del 2018 se otorgará la buena pro del nuevo proceso de concesión del Gasoducto Sur Peruano (GSP).

“Esperamos que la adjudicación se de en los primeros meses del próximo año”, dijo durante una reunión con periodistas especializados.

Han pasado 76 días desde que el Poder Ejecutivo publicó el decreto de urgencia que encargó al Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) la selección y contratación directa de un administrador de los bienes del proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP), que antes estaba a cargo de la constructora Odebrecht.

Ahora se tendrá que hasta el 2018 para elegir a la empresa que tendrá a su cargo la administración del GSP y sus bienes, ya que la adjudicación de la buena pro del proceso fue postergada.

En esta pugna participan tres empresas Estudios Técnicos Stock Perú S.A.S., Soluciones de Ingeniería y Mantenimiento S.L. (SIM S.L.) y Stork Perú S.A.C.

Mientras dure la labor del administrador, el Poder Ejecutivo estará enfocado en convocar un nuevo proceso de concesión del GSP pero del cual no se tienen muchas novedades, ya que ni el Ministerio de Energía y Minas (MEM) o la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) han dado señales del nuevo proceso.

Recordemos que el propio ministro, Gonzalo Tamayo, había dicho el 21 de febrero que en nueve meses se iba a tener a un nuevo concesionario del GSP, pero sin resultados positivos.

Los expertos esperan que las cosas no se compliquen si se tiene en cuenta que los servicios de administración de los bienes del GSP tendrán un plazo de 360 días calendario, computados a partir del día siguiente hábil de la firma del Acta de Inicio del Servicio.

En ese sentido, en el mejor de los casos recién en un año se tendrá definido al nuevo concesionario del GSP.

Por otro lado, el costo referencial del servicio asciende a US$ 75’616,603.11, incluidos todos los costos por tributos, seguros correspondientes al Administrador exigidos en este servicio, transportes, inspecciones, pruebas y los costos laborales conforme a la legislación vigente.

Según las bases del proceso, el Osinergmin no reconocerá pago adicional de ninguna naturaleza.

Según el decreto de urgencia que dio origen a este proceso, los gastos que demande la contratación del administrador del GSP se financiarán con el importe resultante de la ejecución de las garantías de fiel cumplimiento que pagó Odebrecht.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *