Abengoa ejecuta cambios importantes en sus estamentos ejecutivos claves

La multinacional española Abengoa concentró las funciones ejecutivas en su Presidente, José Domínguez Abascal, tras aceptar la renuncia del consejero delegado, Santiago Seage, que a partir de ahora se dedicará «en exclusiva» a la dirección de la filial estadounidense Abengoa Yield.

jose dominguez

Por su parte Domínguez Abascal, que ocupaba el puesto de presidente no ejecutivo desde septiembre -en sustitución del histórico Felipe Benjumea-, será ahora Presidente Ejecutivo aglutinando «todas las facultades excepto las indelegables conforme a la ley», anunció la empresa.

Estos cambios en la dirección llegan dos días después de que la empresa solicitara el preconcurso de acreedores para intentar solucionar su actual situación económica, en la que arrastra una deuda financiera de casi 9.000 millones de euros (9.554 millones de dólares) y unos pagos pendientes a proveedores por 5.000 millones (5.308,15 millones de dólares).

En los cambios del organigrama también anunciados hoy por la empresa destaca la función ejecutiva del nuevo consejero y director general de la compañía, Joaquín Fernández de Piérola, hasta ahora Presidente de Abengoa México y nombrado hoy para ambos puestos.

Fernández de Piérola, que ocupará en el consejo el puesto vacante de Seage, tendrá carácter ejecutivo «con las facultades que expresamente le atribuya el consejo de administración», pero no será consejero delegado.

Tras la reorganización anunciada, Abengoa tendrá un único vicepresidente, Antonio Fornieles Melero.

Mientras, las acciones de la multinacional rebotaban con fuerza tras las importantes caídas registradas el miércoles 25 y el jueves 26, con un repunte del 15,87 % y animadas por movimientos meramente especulativos, tras perder 70 % de su valor en dos días.

Los títulos clase «B» de la compañía -los más líquidos y que desde el viernes 27 ya no cotizan en el Ibex, han terminado la sesión en 0,29 euros.

Una cantidad con cierta recuperación, pero todavía un 68 % por debajo del cierre del martes, antes de que se conociera la ruptura del plan para que Gonvarri entrara en la compañía y se anunciara el preconcurso de acreedores, que finalmente se presentó el jueves 26.

Abengoa, que tiene casi 75 años de vida y unos 27.000 empleados, opera en los cinco continentes, especialmente en Latinoamérica, donde tiene intereses en Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, México, Perú y Chile; y en Estados Unidos, con el 28 % de sus proyectos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar