Revistel | El Mundo y los negocios necesitan energía
Bienvenidos a www.revistel.pe portal editado desde Perú para Latinoamérica, dedicado a Generadores, Transmisores, Distribuidores y todos los agentes vinculados al mundo de la Energía y Electricidad...


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 

Ing. Henry Guzmán Paredes, Distribuidora Cummins Perú SAC

(Miércoles 9 de abril de 2014).- La autogeneración de energía eléctrica con generadores a gas natural es una buena alternativa para mejorar los procesos de producción empresariales, opinó recientemente en un foro especializado el Ing. Henry Guzmán Paredes, gerente BU de Energía de Distribuidora Cummins Perú SAC.

A su criterio las empresas deberían considerar fuertemente esta alternativa debido a que "en este tipo de proyectos no se remunera lo que es la infraestructura de transmisión" y, aún más, se puede sacar provecho de los procesos complementarios, que permite reaprovechar los gases térmicos de los grupos electrógenos.

Por si eso fuera poco, en la autogeneración existe un tercer subproceso llamado "trigeneración" por el cual la energía que se va disipando por la refrigeración de la máquina se vuelve a reutilizar para producir otros procesos costosos en la empresa, como el aire acondicionado por ejemplo.

Con un sistema autogenerador de energía debidamente instalado, los usuarios quedarán exentos de muchos otros factores que hoy afectan a las redes normales de energía; y en cambio ganarán confiabilidad pues se sabe que las fallas del sistema eléctrico se dan mayormente en los modos de transmisión, que muchas veces son influenciados por el clima, los inmensos tramos de los tendidos, la geografía misma, etc.

"Si deciden por un sistema de autogeneración, las empresas se olvidarán de factores externos, éstos salen del juego", aclara.

Insistió que estos sistemas de autogeneración al estar instalados en paralelo con la red pública reditúa en favor de los procesos de cualquier fábrica o empresa industrial, pues ésta pasaría a funcionar como un backup eléctrico, siendo cero la probabilidad de que ambos sistemas fallen al mismo tiempo".

En nuestro país la autogeneración ya se vislumbra como una necesidad insoslayable, en la medida que el Perú tiene un serio problema para cumplir con los periodos de implementación de todos los proyectos que tienen que ver con la generación de electricidad.

"Si bien las termoeléctricas e hidroeléctricas tienen sus ventajas y son megaproyectos que se van a implementar en el país, sabemos que la puesta en marcha de estos toman mucho tiempo, debido que tienen un período largo de aprobación de permisos ambientales y conflictos sociales. Si tomamos un proyecto de autogeneración con grupos electrógenos a gas natural sólo tardan entre cuatro a seis meses su funcionamiento, lo cual es rápido para una empresa (sobre todo mineras) que urge de este servicio", sostiene.

Guzmán fue enfático en reiterar que con los grupos electrógenos a gas natural, el usuario tiene la posibilidad de realizar hasta tres procesos (autogeneración, cogeneración y trigeneración), lo que en buen romance significa que la empresa que opte por ellos aprovechará al máximo su inversión.

Recientes análisis de mercado expuestos por el ingeniero Guzmán señalan que el 68% de los costos que paga una empresa está destinado al gasto de energía y potencia, y el 32% restante va a parar a "otros rubros", como el destinado al pago de peajes, electrificación rural, etc.

"En cambio, cuando se lleva la autogeneración a la propia empresa estos costos salen del cálculo", argumenta.

En promedio un proyecto de autogeneración de 2 MW bordea los 750 mil dólares, incluyendo obras y equipos adicionales como los sistemas de automatización y los tableros de protección.

Actualmente muchas empresas pagan US$ 95.00 MW/hora, comparados con los US$ 48.00 que pagarían por un sistema de autogeneración y "si hacemos un cálculo simple para un proyecto que costó más de un millón y medio de dólares, ello representa un ahorro importante", sustentó.



 


Lima
Buenos Aires
New York